Iniciativa Privada

Proyectan crecimiento de mercado de bambú en México

En Latinoamérica, México se encuentra en una tercera posición en el mercado de bambú

mercado-bambuCiudad de México.— Especialistas en bambú se reunirán en el tercer Congreso Mexicano del Bambú, del 8 al 12 de marzo en Huatusco, Veracruz, con el objetivo de impulsar su mercado en nuestro país.

El mercado del bambú en México es tan prometedor que puede llegar a ser el número uno en producción en América Latina y el noveno en el mundo en los próximos años, señaló Hormilson Cruz Ríos, coordinador general del congreso.

En Latinoamérica, Brasil y Colombia son los países más conocidos debido a sus experiencias en construcción e industria, y México se encuentra en una tercera posición con potencialidades enormes de crecimiento. Los líderes mundiales son: China, India, Japón, Indonesia, Tailandia, Filipinas y Taiwán.

“México es nuevo en bambúes y solo lleva 20 años trabajando con ellos, pero el crecimiento es acelerado y el futuro se vislumbra muy positivo debido a que cuenta con excelentes tierras para hacer plantaciones y capacidad empresarial para desarrollar industria en torno a estas plantas. Hoy se percibe un fuerte interés por parte de inversionistas, empresarios y gobierno al ir descubriendo paulatinamente lo que se puede hacer con ellas, desde el punto de vista masivo y empresarial, ligado al medio ambiente”, indicó el especialista que ha publicado ocho libros en torno al bambú.

Existen mil 200 especies de bambúes en el planeta, 30 de ellas, por ser de porte gigante, están destinadas a proyectos de gran envergadura y para uso industrial que van desde la agricultura, construcción, arquitectura, muebles, biomasa, bio-etanol, madera ingenierizada, fábrica de pellets como combustible para generar calor y energía bio-renovable; tablones y vigas macizas y celulosa de papel de fibra larga.

“Cuando se habla de productos de bambú normalmente se piensa en artesanías, muebles y construcciones pero la realidad es que los bambúes se pueden hacer masivos en otras opciones de negocios tan diversas que se pueden proyectar desde los 20 mil pesos hasta más de mil 200 millones de dólares. Los bambúes deben enfocarse en proyectos de carácter masivo, para que sean realmente sustentables”, apuntó Hormilson Cruz Ríos.

Destacó que en México existen varios sectores que pueden ser aprovechados como:

1) Producción de carbón vegetal: Desde 20 mil dólares.

2) Industria de bicicletas: Desde 50 mil dólares.

3) Producción de rebrotes comestibles: Desde 200 mil dólares.

4) Proyectos de construcción masiva y grandes estructuras: Más de 200 mil dólares.

5) Producción de madera ingenierizada, que es madera dura que entra en el mercado de las maderas duras tropicales como la teca, la caoba, granadillos, etc.: 3.6 millones de dólares, incluyendo la plantación que genere su materia prima.

6) Fábrica de pellets como combustible para generar calor y energía bio-renovable: 14 millones de dólares.

7) Planta de bio-etanol a base de bambú: 36 millones de dólares.

8) Planta de energía eléctrica bio-renovable que use biomasa o pellets de bambú: 11 millones de dólares por megavatio (MW). Tamaño normal, 40 MW. Valor del proyecto, 440 millones de dólares.

9) Planta de producción de celulosa de fibra larga; cartón, cartulinas y papel de alta resistencia: 400 millones de dólares.

10) Planta de producción de papel: cartón y cartulina: 500 millones de dólares.

11) Planta conjunta de celulosa y papel: 900 millones de dólares.

12) Establecimiento de grandes plantaciones con bambúes solo con el objetivo de venderle el dióxido de carbono atrapado a grandes multinacionales que deben cubrir cuotas de atrapamiento de dióxido de carbono en el contexto legal actual.

Se pueden mencionar otros proyectos de carácter masivo y de gran envergadura como la fabricación de ropa, cortinas, persianas, jabones, champús, cerveza, chapas, muebles, etc.

En cuanto al retorno de inversión, Hormilson Cruz Ríos destacó que es a corto plazo en unos proyectos y a mediano plazo en otros, dependiendo del objetivo industrial.

“En plantaciones la TIR está alrededor de 38 por ciento, con una tasa de descuento del 12 por ciento y se recupera en seis o siete años. En proyectos industriales la TIR está alrededor del 45 por ciento, con un retorno a los tres años”, subrayó el coordinador general del Tercer Congreso Mexicano del Bambú.

En cuanto a las regiones en México con mayor potencial de cultivo están en el sureste sin necesidad de riego, pero se puede establecer en otros lugares donde se les pueda aplicar. Se posee alrededor de siete mil hectáreas de bambúes sembradas en diferentes estados como Puebla, Veracruz, Chiapas, Sinaloa, Tabasco y otros. México tiene la plantación de bambú establecida comercialmente de la especie Guadua angustifolia más grande del mundo en el estado de Chiapas. El solo hecho de establecer plantaciones comerciales de bambú pero sabiendo desde un comienzo qué se va a hacer con ellas, especialmente ligándolas a una industria, ya es un negocio de visión, viable y sustentable.

“Este tercer congreso mexicano del bambú ilustrará la vanguardia en innovación, el potencial de la sustentabilidad, el desarrollo exponencial de la industria y el beneficio de los negocios en torno al bambú, en favor de la sociedad y el medio ambiente”, finalizó el coordinador general del encuentro.

Fuente: Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO