Iniciativa Privada

Proceso de reciclado de PET

México es uno de los países de mayor consumo de refresco y agua embotellada a escala mundial, lo cual implica la generación de miles de botellas de plástico para la comercialización de estos productos. Si usted es consumidor de estas bebidas y le gustaría reducir su huella ambiental en el planeta, Teorema Ambiental le dice cómo hacerlo.

El PET es un tipo de plástico que cuenta con propiedades que le permiten ser reciclado, pero para que esto suceda es importante su participación en este proceso. Los pasos son sencillos y le tomarán sólo unos segundos: vacíe por completo los líquidos restantes de su envase, no es necesario enjuagarlo (ya que una vez recuperado es lavado posteriormente), aplástelo, colóquele la tapa o tapón y deposítelo en el contenedor de basura.

Estas simples acciones contribuyen a que este material sea reciclado en un proceso que comienza de la siguiente manera:

Luego de ser recolectado el material, tarea en la que participan miles de personas en todo el país, es evaluado y seleccionado antes de ser compactado para la formación de lotes de pacas que son transportadas a las plantas recicladoras.

Una vez que están en la planta recicladora, las pacas son colocadas en el almacén de materia prima, para después ser llevadas a otra zona donde se rompen para ser reintroducidas al proceso de producción.

El siguiente paso se llama prelavado, donde maquinaria de alta tecnología lava las botellas a alta presión para retirar la mayoría de las etiquetas y la tierra.

Después son canalizadas a la zona de detección, en donde se separan las botellas de diferentes materiales y colores, antes de llegar a la molienda en donde son trituradas y transformadas en hojuelas.

Otro paso es lavar la hojuela para eliminar pegamentos y sólidos que no son PET, después llega el secado, donde se elimina por completo el agua y la humedad de la hojuela, antes de ser fundida y transformada en resina llamada pellets.

Una vez hecho esto se cristaliza y policondensa la resina para darle mayor resistencia, en este punto forman lo que podría parecer pequeños tubos de ensayo que están listos para ser “soplados” por máquinas especializadas que los moldean en diferentes tamaños y formas.

Fuente: Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO

'); var MainContentW = 1920; var LeftBannerW = 165; var RightBannerW = 165; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }