Sostenibilidad

Ingeniería para reducir el desperdicio de alimentos

En México la pérdida de alimentos es de unos 20.4 millones de toneladas anuales, equivalentes a 34 por ciento de la producción nacional

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 26 de diciembre de 2019.— La ingeniería de alimentos puede ser una herramienta de gran utilidad en la reducción del desperdicio de alimentos. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) es un problema que afecta a una tercera parte del planeta.

Gustavo Fidel Gutiérrez López, investigador de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), señaló que en México la pérdida de alimentos es de unos 20.4 millones de toneladas anuales, equivalentes a 34 por ciento de la producción nacional, con elevados costos e impactos en materia económica, ambientales y sociales.

El especialista indicó que de esta forma, México estaría encaminado a cumplir con la meta 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que exige reducir a la mitad el desperdicio per cápita de alimentos en los ámbitos minorista y de consumo para 2030.

“El adecuado manejo de los alimentos en la sociedad moderna, tanto del campo como del mar, hasta el consumo humano forman parte de una larga cadena de transformación en donde se cuida conservar las propiedades de los comestibles, a veces hasta por meses.

“No sería posible concebir a la sociedad como está conformada hoy en día, principalmente en las ciudades, sin tener alimentos como los conocemos; de ir al supermercado y abastecerse de todo tipo de productos, desde frescos, conservados y transformados”, consideró.

A lo largo de la historia, además el hombre ha creado diferentes mecanismos para poder conservar sus alimentos, hasta llegar a la época actual, donde se usan conservadores, materiales de empaque, nuevas tecnologías no térmicas y la alta computación aplicada a diversos procedimientos cada vez más sofisticados y en una constante evolución.

Gutiérrez López abogó por un mayor presupuesto para la ciencia y la tecnología, y la formación de más recursos humanos en estas áreas indispensables para el desarrollo del país, pues investigaciones más eficientes darán mayores posibilidades de enfrentar los retos para resolver los problemas de nutrición entre sus habitantes.

“Observo una mayor vinculación entre la ciencia y la academia con los sectores productivos. He visto más que nunca un crecimiento de estas alianzas, en una ecuación de ganar-ganar”, sostuvo.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO