Sostenibilidad

Guía rápida para huertos urbanos familiares, sin salir de casa

Esta práctica es una actividad sustentable que se puede realizar en casa y atenderla funciona como terapia ocupacional, además que permite una alimentación más sana

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 15 de mayo de 2020.— La Dirección General de Coordinación de Políticas y Cultura Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, presentó la Guía rápida para huertos urbanos familiares, sin salir de casa, como una opción para que la gente pueda obtener sus propios alimentos sin exponerse a un contagio de COVID-19 y ante el cierre de comercios, en estos últimos días de la Fase 3.

El documento se puede consultar y descargar en este enlace.

La dependencia capitalina destaca que esta práctica es una actividad sustentable que se puede realizar en casa y atenderla funciona como terapia ocupacional, además que permite una alimentación más sana para toda la familia.

En esta guía puedes aprender a cultivar betabel, lechuga, espinaca, rábanos, acelgas, cebollas, así como plantas de condimentos o medicinales, lo que permitirá ahorrar dinero, comer sanamente y contribuir a la mejora del medio ambiente.

Para crear un huerto urbano se necesita: tierra, frutas y verduras frescas, palillos de madera y recipientes de reúso o botellas de PET vacías y cortadas por la mitad, así como cubetas, huacales, charolas o platos.

Primero tienes que identificar un lugar bien iluminado en la casa; en segundo lugar, es preciso elegir qué plantas se van a cultivar, como las señaladas arriba o bien: jitomates, chiles, pimientos, entre otras. El tercer paso es germinar las semillas y posteriormente trasplantarlas. Finalmente, se deben cuidar por un periodo de unos tres meses para poder cosecharlas.

El documento también muestra cómo fabricar una composta casera, que funciona como un abono rico en nutrientes para las plantas y que se obtiene al descomponer los residuos orgánicos que produces en el hogar, por lo que esta práctica además ayuda a reducir la cantidad de basura que se genera en las casas.

También tiene recomendaciones para usar agua de lluvia para regar las plantas, utilizar un sustrato (originado al mezclar hojas secas, piedras porosas y tierra, en partes iguales), así como realizar tratamientos preventivos para combatir plagas y enfermedades con repelentes de ajo, cebolla, apichi, cajobón y tabaco.

Finalmente, incluye una guía sobre los nutrientes que necesitan las plantas del huerto familiar (como calcio, hierro, magnesio, potasio, nitrógeno, fósforo y azufre) para lograr productos saludables.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO