Gobierno

Recibe comunidad en Quintana Roo conservación y aprovechamiento de cocodrilo

El proyecto promueve la producción de pieles de cocodrilo de pantano de alta calidad, basado en la conservación de las poblaciones de la especie y de su hábitat mediante UMAs en vida libre

recibe-cocoQuintana Roo, México.— Con el objetivo de conservar y aprovechar de forma sustentable el cocodrilo de pantano, el ejido Chacchobén de Quintana Roo, se convierte en la primera localidad del país en obtener su registro como Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) extensiva, ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Para ello, fue presentado el “Proyecto piloto sobre sustentabilidad, sistemas de producción y trazabilidad de pieles de cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii) en México”.

El proyecto es apoyado por las autoridades de la Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora (CITES) de México: Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), Dirección General de Vida Silvestre-Semarnat y Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en colaboración con la Responsible Ecosystems Sourcing Platform (RESP, por sus siglas en inglés) basada en Suiza, y con el apoyo de otras dependencias federales y estatales.

El proyecto promueve la producción de pieles de cocodrilo de pantano de alta calidad, basada en la conservación de las poblaciones de la especie y de su hábitat mediante UMAs en vida libre. Estos espacios alternativos de producción, son manejados por las comunidades locales y respaldados por actividades de monitoreo mediante las cuales se establecen cuotas de aprovechamiento sustentadas científicamente. Durante el rancheo, se recolecta una cantidad determinada de huevos del medio silvestre para llevarlos a incubadoras en las cuales la mortandad natural del 90 por ciento, se convierte en una tasa de supervivencia de hasta el 90 por ciento.

La metodología es respaldada por el Grupo de Especialistas en Cocodrilianos en México (GEC). La asociación cuenta con 75 miembros quienes colaboraron con autoridades mexicanas en la elaboración del “Protocolo de rancheo para el cocodrilo de pantano en México” (en prensa), considerando la experiencia de programas de manejo similares en otras naciones así como consultas con expertos internacionales. El modelo ha mostrado ser efectivo en varios países como Argentina, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Australia y Sudáfrica, para promover el desarrollo sustentable de comunidades rurales, con una producción que asciende a centenares de miles de ejemplares anuales.

Fuente: Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO