Sostenibilidad

Falalcias y realidades del turismo sustentable

En la actividad turística, la mentalidad del negocio rápido y fácil es lo que ha prevalecido dejando a un lado el medio ambiente, como consecuencia, se han provocado daños, tanto a la naturaleza como a la cultura de las comunidades donde se desarrolla. En la década de 1970 se inició la crítica a esta situación, pero el turismo ha continuado desarrollándose en los mismos términos arruinando playas, contaminando aguas y expulsando a poblaciones de sus tierras.

La idea de un turismo centrado en la naturaleza que puede reportar beneficios sociales y ambientales, salió a la luz pública a finales de los años ochenta y se difundió en los noventa. El término turismo sustentable1, procede del concepto de desarrollo sustentable2, definido en el informe Nuestro futuro común, documento elaborado por la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, de la Organización de las Naciones Unidas en 1987.

Consecutivamente, tras la Cumbre de la Tierra que tuvo lugar en Río de Janeiro (Brasil) en 1992, tres organizaciones internacionales World Travel & Tourism Council3, Organización Mundial de Turismo4 y el Consejo de la Tierra5, generaron un documento denominado la Agenda 21 para la Industria del Turismo6, con el fin de ir hacia un desarrollo sustentable en este sector.

A pesar de la propuesta de sustentabilidad, el turismo que se desarrolla en México y se hace llamar sustentable, es sólo una estrategia más de comercialización del producto turístico.

Interpretación del turismo sustentable en México

Para determinar la diversidad de interpretaciones que hay en torno al turismo sustentable, es necesario hacer un recorrido por los diversos sectores involucrados en el tema.

Posición oficial

El estudio de la posición oficial es determinante para ubicar cómo se concibe el concepto en México, pues es a partir de la administración pública, donde se toman los referentes para dar lineamientos de una política de turismo sustentable.

La Secretaría de Turismo orienta el desarrollo de productos turísticos encaminados a lograr un desarrollo sustentable, tomando como referente características que componen a este tipo de turismo, y que se expresa en el siguiente esquema [Sectur, 2002.] denominado “El turismo convencional y alternativo, hacia la sustentabilidad del turismo”.

Al hacer esta separación se busca estandarizar y unificar criterios sobre el término de turismo alternativo, facilitando la planeación y desarrollo de productos turísticos.
En cuanto al ecoturismo, lo define como un producto turístico que está dirigido a turistas que disfrutan de la historia natural, y que desean apoyar y participar activamente en la conservación del medio ambiente.

En el turismo de aventura, el turista puede encontrar y satisfacer su búsqueda por mejorar su condición física, y su estado emocional, así como vivir la experiencia de logro al superar un reto impuesto por la naturaleza.

Para el Instituto Nacional de Ecología (INE), la actividad turística sustentable se incorpora en el manejo de las áreas naturales protegidas (ANP) en las que se fortalecen los criterios de manejo ecoturístico, así como la consolidación de las comunidades, considerando una planificación global, diseño territorial, servicios comunitarios y trasporte.

Organismos internacionales y programas multilaterales

Es necesario conocer la posición de los organismos internacionales con respecto al turismo sustentable toda vez que muchos de sus principios son lineamientos generales que tanto las empresas privadas como los organismos no gubernamentales retoman y en ocasiones se reflejan en el Estado.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) tiene como propósito promover y desarrollar el turismo, destacando el desarrollo del turismo de bajo impacto mediante seminarios, foros de inversión y participación en reuniones mundiales, y por medio de diversas publicaciones. La OMT participó en la Cumbre de la Tierra de Río, en 1992, y contribuyó a que se incluyera el turismo en la Agenda 21, ya que es una de las industrias que pueden proporcionar incentivos económicos para la conservación del medio ambiente. Entre sus tareas se encuentra crear indicadores de turismo sustentable, buscar financiamiento para el turismo y establecer lineamientos para el desarrollo del turismo sustentable.

El Consejo Mundial de Viajes del Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) responde ante la evolución de la estrategia mundial en el área del turismo sustentable con las siguientes iniciativas: asociación con la Organización Mundial de Turismo y el Consejo de la Tierra para elaborar una detallada Agenda 21 para los Viajes y el Turismo, que establezca un marco fundamental de política para el gobierno y la industria; la creación de un sistema de mejoramiento del medio ambiente Green Globe para agencias y destinos, con un procedimiento de certificación del tipo ISO; tiene apertura con la Unión Europea con un nodo central de información en Internet a través de Econett para contribuir a la divulgación de prácticas adecuadas y ha formado la Alianza para el Turismo Sustentable.

Organismos no gubernamentales

La posición de los organismos no gubernamentales (ONG) es otra vertiente que contribuye a desarrollar turismo sustentable en el país; aunque cada una de estas agrupaciones tiene un particular punto de vista sobre el turismo sustentable.

La percepción que tiene la Sociedad Internacional de Ecoturismo (Eco) del turismo sustentable, es mediante el manejo de las ecoaldeas que ofrecen servicios e instalaciones adaptando ecotécnicas; asimismo, cuenta con profesionales que proporcionan capacitación para poner en marcha esas técnicas en los establecimientos turísticos.

Para Conservación Internacional (CI), su misión en cuanto al desarrollo del ecoturismo consiste en servir de enlace entre las comunidades locales y la industria turística para desarrollar y respaldar iniciativas ecoturísticas económicamente sustentables que contribuyan a la conservación y sirvan como modelos para otras iniciativas de esta índole. También elabora y divulga instrumentos para el ecoturismo pues considera que puede servir de herramienta de conservación y como modelo de desarrollo comunitario.

The Ecotourism Society agrupa a los empresarios de viajes a la naturaleza, investigadores y conservacionistas, contribuye a que el ecoturismo sea una herramienta para la conservación y el desarrollo sustentable. Entre sus actividades y programas figuran proyectos e investigaciones sobre el ecoturismo de las comunidades locales, ecoturismo marino, criterios internacionales para el establecimiento de 116 ecoalbergues, lineamientos para el operador de ecotours e impactos del crecimiento incontrolado del turismo. También proporciona información para el ecoviajero, los profesionales del ramo, así como programas educativos y de capacitación. Sus proyectos abarcan todo el mundo pero se concentran en América Latina y el Caribe.

Prestadores de Servicios Turísticos (empresarios) se ha dedicado a ofertar y desarrollar productos ecoturísticos y de turismo de aventura, explotando el potencial natural de México; su objetivo es la competitividad a escala internacional y tener un crecimiento económico. No consideran el concepto de desarrollo sustentable para el desarrollo de sus actividades, existen agencias de viajes que ofrecen el servicio de turismo alternativo y no cuentan con un plan de manejo para preservar el medio ambiente.

Análisis de la interpretación

A pesar de su rápida aceptación y difusión, destaca el carácter ambiguo del turismo sustentable, lo que ha propiciado la multiplicidad de definiciones, en función de intereses concretos en cada caso. En la manera de interpretar el concepto de desarrollo sustentable en el sector turístico cada sector antepone prioridades respecto de las variables de sustentabilidad.

Propuesta para alentar el turismo sustentable en México

La sustentabilidad de la actividad turística es manejada únicamente en sentido figurado, la realidad es que no existe un control verdadero para llegar a la sustentabilidad ya que existen muchos intereses. Sin embargo, el turismo sustentable debe incluir, entre sus consideraciones más importantes, los aspectos relacionados con el respeto, la conservación y el uso racional del ambiente y su biodiversidad.

En el mismo sentido, debe proporcionar opciones viables y modalidades complementarias que contribuyan eficazmente a la erradicación de la pobreza a partir del aprovechamiento racional de los recursos naturales. El entendimiento y la aceptación de las actividades turísticas como opciones reales de progreso, el respeto y la integración de los valores culturales autóctonos y la comprensión de la importancia que reviste la protección y conservación de los recursos naturales como la principal fuente de ingresos actuales y futuros, constituyen los mejores incentivos para lograr la sustentabilidad de la actividad turística.

De acuerdo con algunos de los principios que la entonces Semarnap propuso en el texto Medio ambiente y turismo. Logros y retos para el desarrollo sustentable 1995-2000, es necesario alcanzar un balance entre las áreas ambiental, social y económica, por lo que se consideran los siguientes objetivos

Objetivos ambientales

• La biodiversidad y la naturaleza en general deben ser aprovechadas como elementos de interés turístico bajo el principio de sustentabilidad.

• La actividad turística sustentable debe tener como objetivo conservar y restaurar el hábitat, así como disminuir y revertir el impacto ambiental negativo.
• Asegurar que la normatividad en materia ambiental y de turismo se cumpla.

Objetivos sociales

• Asegurar la participación de las comunidades locales al sector turismo para favorecer el bienestar de la comunidad.
• Valorar la riqueza cultural de las comunidades locales, como atractivo turístico.
• Fomentar programas de educación y capacitación ambiental en los destinos turísticos, orientados a los prestadores de servicios, turistas y población local.

Objetivos económicos

• Establecer mecanismos para el reparto justo de los beneficios generados por esta actividad.
• Establecer lineamientos de las futuras inversiones.
• Promover los productos locales y de origen natural, así como fomentar la reconversión de las prácticas turísticas predominantes hacia esquemas de sustentabilidad.

1) Turismo sustentable es aquel que satisface las necesidades actuales de los turistas, comunidades anfitrionas y prestadoras de servicios, protegiendo y fortaleciendo oportunidades para el futuro; asimismo, contempla y se dirige hacia el manejo integral y planificado de los elementos económicos, sociales y ambientales de la región, así como los procesos ecológicos esenciales para la conservación del medio ambiente y su biodiversidad.

2) Es aquel que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

3) Es el foro para los líderes de negocios globales que abarcan los presidentes de cien de las primeras compañías del mundo. Es el único cuerpo que representa el sector privado en todas las partes de la industria turística en el mundo.

4) Es la principal organización internacional en el campo de los viajes y del turismo, que representa un foro mundial para cuestiones de política turística y una fuente práctica de conocimientos especializados. Sus miembros incluyen 139 países, siete territorios y más de 350 miembros afiliados que representan a las administraciones locales, a las asociaciones turísticas y las empresas del sector privado, en especial compañías aéreas, grupos hoteleros y tour operadores.

5) Es una organización no gubernamental internacional, creada en septiembre de 1992 para promover y avanzar en la consecución de los acuerdos firmados en la Cumbre de la Tierra. Sus actividades principales incluyen proyectos relacionados con la economía y el desarrollo sustentable, la gobernabilidad, la mediación y resolución de conflictos, y la participación pública.

6) Es una adecuación de la Agenda 21 aprobada en Río, aplicada al turismo y que establece una serie de principios encaminados a la protección del medio ambiente, integrando en el desarrollo turístico a las comunidades reconociendo y apoyando su identidad, cultura y los intereses de las poblaciones locales, también se definen una serie de máximos permisibles que el turismo sustentable debe cumplir, entre los que destacan: moderación en el uso de los recursos y de los residuos, mantenimiento de la diversidad biológica, planificación del turismo, apoyo de la economía local, entre otros.

Compártelo

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO