Sostenibilidad

Factores ocultos del riesgo sistemático del mercado

El concepto huella ecológica hace una evaluación del impacto de nuestra presencia sobre el planeta, y equivale a la suma total de recursos (agua, aire, minerales, vegetales, animales) que necesitamos para subsistir. Según las teorías de economía ecológica, la disponibilidad de recursos siempre debe ser mayor a la población que los requiere, y si ambas tendencias se graficaran, el cruce de las curvas marca el signo de alarma para tomar medidas aceleradas antes de que sucedan ajustes sociales; sin embargo, estos objetivos no son tomados en cuenta de manera integral por los sistemas actuales de medición macroeco-nómica, como el Producto Interno Bruto (PIB). En adición, el tomador de decisiones promedio, basa sus criterios de riesgo y rendimiento sólo en sistemas de razones financieras; pero carece tanto de una cultura como un entendimiento de fondo de aquellos factores globales como el calentamiento global del planeta, los patrones de disponibilidad mundial del agua o la acelerada desertificación del orbe, los cuales afectan a cualquier industria o actividad económica más allá de las mediciones convencionales para calificar el riesgo-país, debido a que los fenómenos anteriormente mencionados, sumados a la sobrepoblación actual, condicionarán la evolución de la humanidad durante el siglo XXI. Hasta hace 25 años, se pensaba que el agua era un recurso ilimitado y que el hombre no tenía manera de influir en los procesos climáticos globales; hoy en día es prioritario que como humanidad, desarrollemos en los centros de enseñanza una nueva cultura que permita que todos aquellos tomadores de decisiones puedan considerar integralmente los conceptos rentabilidad, maximización del valor corporativo e implementación sustentable de los medios de producción.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO