Sostenibilidad

Contingencia sanitaria por COVID-19 propició baja en emisión de GEI

China, país donde se originó el brote y el que más contaminación genera a escala mundial, emitió 150 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono menos, durante 3 meses

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 22 de abril de 2020.— La contingencia sanitaria por el COVID-19 ha ayudado a limitar la actividad económica humana, pero a pesar de los graves efectos económicos que esto ha causado, la situación ha traído consigo efectos positivos en el medio ambiente, pues la reducción en la actividad industrial, en los tráficos aéreo y vehicular los índices de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) disminuyeron considerablemente en todo el mundo.

Un ejemplo de ello fue China, país donde se originó el brote y el que más contaminación genera a escala mundial, después de tres meses de crisis epidémica, se emitieron 150 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono menos que las registradas en el mismo periodo en 2019, de acuerdo con el Centro de Investigación de Energía y Aire Limpio con sede en Estados Unidos.

En Italia, el segundo país afectado por la propagación del virus, al cabo de unas semanas en cuarentena, se registró una notable disminución en el dióxido de nitrógeno, según la Agencia Espacial Europea por medio de su satélite Copernicus Sentinel-5P. Además, la reducción de turismo en los canales de Venecia, permitió que el agua que recorre el sitio se volviera cristalina y que diferentes especies submarinas se acercaran nuevamente a la costa.

Para destacar los beneficios indirectos que ha generado esta contingencia sanitaria, empresas como Ecolab, han aprovechado la celebración del Día Internacional de la Tierra, que se realiza este miércoles, para destacar la importancia de realizar acciones para el cuidado de los recursos, tales como la reducción de consumo de agua, energía y producción.

Como resultado de las acciones implementadas en el ámbito industrial, en 2018, esta empresa multinacional ayudó a sus clientes, en casi tres millones de lugares a:

  • Conservar más de 711 mil millones de litros de agua, lo que equivale al consumo anual de 650 millones de personas
  • Ahorrar 5,500 millones de kWh de energía
  • Evitar 1,088 millones de kg de emisiones de gases de efecto invernadero
  • Eliminar más de 24 millones de kg de desperdicio

En México, de acuerdo con el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), 49 mil 95 personas al año mueren a causa de contaminación ambiental, principalmente por las emisiones provenientes del sector energético con 89.9 por ciento del total de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), inventariadas en el país.

Además, hay un costo económico por atender a esta gente, que ha alcanzado hasta los nueve mil 989 millones de pesos (mdp), de los cuales ocho mil 225 mdp corresponden a muertes prematuras, productividad y ausentismo laboral y mil 763 mdp a gasto de salud.

De acuerdo con el World Air Quality 2019, la Ciudad de México ocupa el cuadragésima posición en la clasificación de las capitales del mundo más contaminadas, mientras que en Latinoamérica, es el cuarto país con peor calidad del aire, por lo que sugirió implementar medidas urgentes, a una escala sin precedente, que revierta el impacto y así proteja la salud humana y el medio ambiente.

Para entender la contaminación de una región son importantes dos factores: las condiciones meteorológicas como sistemas de alta presión y las emisiones que se generan. Por lo que, para medir el efecto de la cuarentena en México, es necesario esperar tiempo para realizar un cálculo más viable y de acuerdo con las especificaciones del país como niveles de dióxido de azufre, monóxido de carbono, particulas de suspensión, plomo, entre otras.

Por ello, es preciso disminuir el efecto de la industria en el ambiente, pues la contaminación se relaciona con enfermedades respiratorias como: neumonía, bronquitis, asma; virales como fiebre amarilla, hepatitis, dengue, o afecciones del sistema circulatorio ocasionadas por partículas que se encuentran en el aire. Además, mejorar los procesos industriales también reduce costos en la empresa.

Existen soluciones para los distintos sectores y hay programas de conservación en asociación con diversas entidades y organizaciones en los ámbitos nacional y global. Además de ello, se está trabajando para reducir las extracciones de agua en un 25 por ciento y las emisiones de gases de efecto invernadero en un 10 por ciento para 2020.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO