Sostenibilidad

BASF inaugura su primer centro de investigación agrícola en México

Está ubicado en el municipio de Tepalcingo, Morelos. Para 2020 habrá dos centros más en el Bajío y Sinaloa

José Luis Martínez

La división de Soluciones para la Agricultura de la multinacional BASF inauguró este miércoles su primer Centro de Investigación y Capacitación en Tepalcingo, Morelos, en el cual se dará asesoría a agricultores mexicanos en técnicas y el uso eficiente de insumos para mejorar el desempeño de sus cultivos.

“Estamos muy orgullosos de poner a disposición de nuestros clientes este primer Centro de Investigación y Capacitación en el país”, comentó Alexandre Latorre, director del negocio de Soluciones para la Agricultura de BASF para México, Centroamérica y el Caribe.

“Creemos que se trata de un primer paso muy importante no solo para fortalecer nuestro posicionamiento en el mercado, sino para ofrecer soluciones adaptadas al ambiente agrícola mexicano y mejores oportunidades para impulsar el conocimiento de las nuevas tecnologías por parte de los agricultores en el país, quienes están en el centro de todo lo que hacemos”, agregó.

Este centro será el primero de tres que instalará la empresa en México. Fue instalado en un punto estratégico de Morelos, como contacto con importantes centros agrícolas del sur del país como Veracruz, Puebla, Oaxaca y Guerrero. Pero además en el transcurso del próximo año serán instalados otros dos centros similares en las regiones del Bajío y Sinaloa, los dos centros agrícolas más importantes del país.

Este recinto cumple con el objetivo corporativo de la empresa que consiste en crear química para un futuro sustentable. Por lo que en él se impartirán a los productores cursos de buenas prácticas para el manejo de agroquímicos, así como demostraciones de los beneficios de su portafolios de protección de cultivos y el buen manejo de envases, que ayudarán a evitar los efectos nocivos que acarrea el mal manejo, tanto a la tierra de cultivo, al producto y a los mismos trabajadores.

Durante un recorrido de demostración, personal de BASF mostró diferentes productos que ayudan a mejores resultados en los cultivos, tanto en el vigor de las plantas, como en el manejo de plagas y la fertilización.

Destacó que muchas de las líneas de investigación que realiza la empresa en todo este catálogo utilizan productos biológicos o amigables con el ambiente. Además, mostrará a los productores las bondades de mantener espacios con plantas para polinización que permitan la presencia de insectos benéficos que den un mayor resultado a los cultivos con la polinización.

BASF es la primera compañía en brindar al agricultor mexicano una oferta integrada, a través de su portafolios de soluciones para la agricultura que incluye tanto semillas como productos para la protección de cultivos, cuidado de suelos y plantas, entre otros.

A escala mundial, la empresa opera en más de 70 países en el mundo con aproximadamente diez mil 500 empleados trabajando en investigación y desarrollo en unos tres mil proyectos, que combinan las tecnologías globales de la compañía con un profundo conocimiento de las necesidades locales, contribuyendo al éxito de sus clientes.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO