Sostenibilidad

Arranca la temporada de corte y venta de árboles navideños en CDMX

Se tienen disponibles 144 mil árboles de Navidad 100 por ciento mexicanos provenientes de plantaciones autorizadas de las alcaldías Tlalpan y Milpa Alta

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 1 de diciembre de 2020.— Para comprar tu árbol de Navidad natural en esta época decembrina, en una plantación establecida y autorizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el gobierno de la Ciudad de México dio el banderazo de inicio a la temporada de corte y venta de árboles navideños este sábado 28 de noviembre.

En la Ciudad de México existen 31 plantaciones que cuentan con registro por parte de la Semarnat, distribuidas en las alcaldías Tlalpan y Milpa Alta; para la presente temporada navideña se tienen disponibles 144 mil árboles de Navidad 100 por ciento mexicanos.

Desde la plantación forestal comercial de árboles de Navidad Enverdece, ubicada en el kilómetro 43.5 de la carretera federal México-Cuernavaca, la secretaria del Medio Ambiente capitalina, Marina Robles García, detalló que es “muchísimo mejor para la naturaleza y para quienes estamos convencidos de que la conservación del suelo de conservación representa la vida de la ciudad, comprar un árbol de Navidad natural producido en el suelo de conservación que comprar un árbol de plástico que, desde su generación hasta su disposición final, genera una gran cantidad de deterioro a la naturaleza y por lo tanto para nosotros mismos”.

Destacó la importancia que tienen los bosques en la ciudad, sitios donde se limpia el aire que se respira: “Es en donde se infiltra el agua, 70 por ciento del agua que se consume en la ciudad viene de lo que se cosecha en estos bosques. Es donde además está la riqueza biológica, toda esa belleza que nos dan los animales, las plantas. En este suelo de conservación en el que estamos ahora, está representada el 2 por ciento de la biodiversidad del planeta, que significa también el 12 por ciento de la diversidad de nuestro país.”

Estimó necesario valorar y regresar al suelo de conservación todas las condiciones que permitan que se siga manteniendo bien: “No es casual que el gobierno de la ciudad haya destinado cada año un presupuesto histórico, una inversión de mil millones de pesos que permite que paulatinamente mejoremos y recuperemos las condiciones de este suelo de conservación.”

La directora general de la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural (Dgcorenadr), Columba López Gutiérrez, explicó que la plantación forestal Enverdece es un lugar dentro de las 44 mil 800 hectáreas forestales que existen en el suelo de conservación.

Señaló que la mayoría de las unidades productivas tienen cuando menos cinco empleados y en México eso representa una pequeña empresa y los campesinos de la Ciudad de México están en ese contexto, son empresas de familias que se tienen que apoyar.

Reconoció que frente a esta pandemia está siendo difícil la apertura de los mercados y la asistencia de los compradores, por lo que llamó a las y los capitalinos a celebrar la Navidad en casa y en grupos reducidos con árboles de la Ciudad de México, como los que se tienen en Enverdece y en las demás unidades productivas.

“No hay mejor lugar para desestresarse de todo lo que ha sido la pandemia que venir a comprar su árbol porque yo creo que si uno abraza a un árbol y si uno está en contacto con la naturaleza todo este estrés que ha causado la pandemia aquí se puede relajar, venir con la familia guardando la sana distancia, y todas las medidas de seguridad. Queremos vender, pero tampoco queremos que se enfermen”, agregó.

Refirió que son 29 unidades productivas de Tlalpan las que cuentan con certificado para poder vender y también productores de Milpa Alta. “Son las dos alcaldías que están registradas para poder hacer la venta de árboles y lo que pedimos es que los consumidores se acerquen porque no solo son los árboles de Navidad sino las nochebuenas”, precisó.

Las plantas forestales comerciales deben contar con un permiso de la Semarnat que avala su autorización para vender estos árboles que, en términos forestales se dice que no son naturales, que estaban de inicio ahí en la plantación, sino que llegaron y los plantaros. El fin que tienen es la comercialización en la temporada navideña.

Elizabeth López, productora de árboles de Navidad Enverdece, explicó que en estos lugares nunca se deja de sembrar y se hace constantemente una renovación del bosque: “Hacemos corte, eso le explicamos a la gente que se lleva el árbol, como una flor, es decir, se lleva la parte de arriba que es lo que le va a servir de adorno, pero nosotros, en la mayoría de casos, seguimos con el tronco vivo que eso nos va a generar el crecimiento de otro árbol.”

Agregó que en promedio son árboles de 1.50 o 2.10 metros que es el ideal para las casas y eso lo determina la edad del árbol que puede ser de siete u ocho años: “No permitimos que se corte antes del tiempo establecido ya que es un árbol tierno. Permitirnos sacar nuestra cosecha en el tiempo correcto a nosotros nos permite renovar el bosque y estar metiendo constantemente arbolitos en las reforestaciones.”

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO