INECC trabaja con ladrilleras para que reduzcan sus emisiones contaminantes

El organismo se acercó a un taller del municipio de Chalco para conocer sus retos y oportunidades y pueda adoptar procesos que reduzcan la emisión de gases contaminantes

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 28 de octubre de 2019.— Este jueves se llevó a cabo el Taller técnico subnacional para la producción limpia de ladrillos, México–Colombia, con la participación de Expertos del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) y la Coalición de Clima y Aire Limpio (CCAC), entre otras instancias.

El evento tuvo el objetivo de generar un espacio de intercambio de retos, necesidades, dudas y soluciones entre gobiernos locales en materia de producción limpia de ladrillos y convocó a especialistas de la Corporación Ambiental Empresarial (CAEM) de Colombia y representantes de distintos estados del país para mejorar la producción limpia de ladrillos artesanales en nuestro país.

Gerardo Ruiz Suárez, coordinador general de Contaminación y Salud Ambiental del INECC, señaló que esta transición presenta diversos retos, como la economía informal y la marginación, por lo que son necesarias soluciones integrales que propongan planes de negocio, educación y participación de la comunidad.

Por su parte, Paola Andrea Herrera, representante de Corporación Ambiental Empresarial de Colombia (CAEM), señaló que en su país se ha trabajado en el sector ladrillero; con iniciativas de cooperación se ha avanzado en una estrategia de apoyo, el cual impacta desde el punto de vista ambiental y económico, y si bien puede potenciarse para atraer ingresos a una región, también puede ser foco de una problemática social.

Daniel Taillant, representante del Centro de Derechos Humanos y Medio Ambiente (CEDHA), comentó que actualmente existen 17 mil ladrilleras en México las cuales tienen características en común que frenan la solución de la problemática como la fabricación artesanal, el aumento de humo negro, el excesivo uso de leña y sobre todo, las problemáticas sociales.

“Es un sector invisible. Se requiere trabajar desde la producción, la vivienda, la familia, la salud, el trabajo, los derechos laborales. Este no es solo un trabajo ambiental”, dijo.

El evento concluyó con el entendimiento de que no existe una solución universal para una transición sustentable del sector ladrillero artesanal, sino se requiere de varias estrategias con un enfoque sistémico adecuadas a cada comunidad ladrillera. También es preciso el acompañamiento técnico cercano, un proceso comunitario participativo, la apropiación de la transición por parte de los productores, un involucramiento creciente por parte de la autoridad, el desarrollo de información financiera y el establecimiento de proyectos piloto.

Además de estos elementos es fundamental la voluntad política y la participación activa de los productores.

Gracias a la colaboración con el gobierno municipal de Chalco se presentaron los resultados preliminares de la encuesta que se llevó a cabo recientemente entre la comunidad de productores ladrilleros artesanales de esta localidad.

Al taller asistieron representantes de los gobiernos de los estados de Querétaro, Estado de México, Tlaxcala, Puebla, Oaxaca y Guanajuato, así como funcionarios de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, de la Coalición por el Clima y el Aire Limpio (CCAC) y de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO