Residuos

Stadler participa en investigación para aprovechar Minería de vertederos

Puede constituir una solución que reduzca dramáticamente los futuros costos de saneamiento, recupere terreno valioso y descubra recursos de valor en los vertederos de basura

Teorema Ambiental/Redacción

Altshausen, Alemania, 23 de julio de 2020.— Los vertederos encierran distintos peligros. En concreto, los anteriores a la aprobación de reglamentos gubernamentales y que suelen estar llenos de residuos y carecen de la tecnología moderna, pronto necesitarán costosas medidas de saneamiento para evitar futuros problemas medioambientales o de salud pública.

Europa tiene entre 150 y 500 mil vertederos, el 90 por ciento de ellos son anteriores a la Directiva europea sobre vertederos, de 1999. La Minería de vertederos (ELFM, por sus siglas en inglés) puede constituir una solución que reduzca dramáticamente los futuros costos de saneamiento, recupere terreno valioso y descubra recursos de valor.

El proyecto de investigación NEW-MINE, de cuatro años de duración, dirigido por el Instituto de Metales y Minerales Sostenibles de la Universidad KU Leuven, se puso en marcha en 2016 para analizar distintas cuestiones de la Minería de vertederos. Su objetivo es desarrollar e integrar tecnologías ELFM innovadoras y ecológicas para valorizar los vertederos europeos, recuperar recursos como materiales, energía y terreno, mitigar futuros riesgos medioambientales y sanitarios y evitar importantes costos de saneamiento.

El doctor Lieven Machiels, coordinador científico-técnico del proyecto en el Instituto, dijo que: “Creemos que la Minería de vertederos es el eslabón que falta para lograr una economía circular.”

El plan de acción de la economía circular del pacto verde europeo se centra en una política de “productos sostenibles” que prioriza la reducción y la reutilización de materiales antes de su reciclaje, ascendiendo en la jerarquía de los residuos. Aun así, aún no se ha abordado qué hacen tanto los países, comunitarios y no comunitarios, con las enormes cantidades de residuos industriales y de consumo que se han llevado a vertederos durante los últimos 100 años.

“Teniendo esto en cuenta, se ha propuesto la Minería de vertederos como estrategia creativa para abordar qué hacer con los residuos del pasado, independientemente de la urgente necesidad de evitar generar y acumular nuevos residuos en el futuro”, agregó.

El proyecto ha recibido financiación del programa de investigación e innovación de la Unión Europea, Horizonte 2020, y aglutina ocho universidades europeas, Stadler y otras empresas del sector privado. Se ha asignado a 15 doctorandos que investiguen y pongan a prueba nuevas tecnologías en cuatro paquetes técnicos de trabajo que siguen una estrategia de cadena de valor.

Desde la “Exploración innovadora y el procesamiento mecánico de vertederos”, hasta la “Conversión termoquímica solar/plasmática/híbrida” y la “Reutilización avanzada”. El cuarto paquete de trabajo aplica métodos de evaluación multicriterio para comparar la combinación de recuperación/saneamiento de recursos, que es la Minería de vertederos, con las estrategias de “Inmovilismo”, “Saneamiento clásico” y “Minería clásica de vertederos con coincineración”.

“La Minería de vertederos clásica se centra en reducir el volumen de residuos mediante, por ejemplo, su incineración y la recuperación de terreno, siendo generalmente limitada la producción de materiales reciclados. El proyecto NEW-MINE sigue una estrategia de Minería de vertederos para lograr la máxima recuperación de recursos.

“En lugar de quemar la fracción ligera, se produce un combustible derivado de residuos (CDR), que se convierte térmicamente para producir un gas sintético y un residuo vitrificado. El gas sintético puede reutilizarse posteriormente para producir metano o hidrógeno, y el residuo vitrificado puede usarse para producir cemento y materiales de construcción”, agrega el experto.

La Universidad Técnica de Aquisgrán, socia del proyecto, invitó a la empresa Stadler a aportar su experiencia y equipos. La empresa jugó un papel importante en el primer paquete de trabajo, dedicado al procesamiento mecánico. El objetivo principal fue detectar formas de mejorar la calidad de las fracciones para producir CDR, que cuenta con distintas aplicaciones.

Otro objetivo importante fue investigar usos de las fracciones finas, que constituyen más del 50 por ciento de los residuos de la Minería de vertederos, y no se aprovechan actualmente. El proyecto demostró que una separación mecánica posterior de las fracciones finas puede producir tierra para su uso como agregado para el sector de la construcción. Las fracciones ligeras también pueden utilizarse en un proceso de termovalorización.

Stadler también aportó al programa de formación vinculado al proyecto un curso sobre “Tecnología automatizada de clasificación de residuos complejos”, que se celebró durante el segundo evento del NEW-MINE para los 15 doctorandos participantes. El separador balístico de esta empresa de saneamiento muestra su eficacia en una excavación de prueba realizada en un vertedero.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO