Residuos

Greenpeace exige legislación para evitar daños por microplásticos

En ambas Cámaras hay iniciativas para modificar la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, pero no se ve cuándo sean resueltas

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 17 de octubre de 2019.— Activistas de Greenpeace hicieron volar sobre la sede del Senado un zeppelin con forma de huachinango este martes, por ser una de las especies de pescado más contaminadas por microplásticos, que son ingeridos por el ser humano.

La protesta era para dar sentido de urgencia a los legisladores sobre una ley que regule la contaminación por microplásticos que terminan en el organismo de una de cada cinco especies marinas pescadas en costas mexicanas.

La consigna de la protesta fue “legisla hoy o come plástico mañana”, en referencia a que en ambas Cámaras hay iniciativas para modificar la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, pero no se ve cuándo sean resueltas.

“Tememos que lo puedan dejar en la congeladora”, señaló Miguel Rivas, coordinador de la campaña Plásticos de Greenpeace. “Después de meses de trabajo en un ejercicio de parlamento abierto convocado por el mismo Senado, no podemos dejar de legislar en esta materia. El nuevo presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, Raúl Bolaños, tiene la gran responsabilidad de dar continuidad al trabajo de su antecesor Eduardo Murat y del grupo de legisladores que forman parte de dicha comisión”, agregó.

Por su parte, la senadora por Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadilo, se sentó a la mesa con Miguel Rivas, con quien coincidió en la urgencia de impulsar una legislación que favorezca la protección ambiental en lugar de apoyar a las grandes corporaciones.

La legisladora integra la Comisión de Medio Ambiente e indicó que después de ocho reuniones en formato de parlamento abierto, el Senado está en condiciones de debatir el tema, “cosa que podría ocurrir en unas semanas en conjunto con la Cámara de Diputados. Debemos entender que estamos en una crisis climática y por lo tanto debemos legislar a la altura», aseguró.

El estudio de contaminación de microplásticos en peces, en el que participaron investigadores de las universidades Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Veracruzana (UV) y Nacional Autónoma de México (UNAM), junto con Greenpeace México y el Centro para la Diversidad Biológica (CBD) y cuyos resultados fueron publicados hace unos días, menciona que alrededor del 20 por ciento de los pescados capturados en las aguas de los golfos de México, Baja California y mar Caribe, tuvieron plástico en sus vísceras.

Entre los peces contaminados están especies consumidas regularmente por los mexicanos como el huachinango, la lisa y el pargo. Si bien las vísceras son removidas, la carne podría estar contaminada por toxinas o microorganismos transportados y liberados por los microplásticos, indica el estudio.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO