Residuos

El camino de la India hacia la prohibición del uso de plástico

Los ciudadanos que sean descubiertos utilizando plásticos por primera vez tendrán que pagar una multa de 5 mil rupias (67.5 dólares)

Teorema Ambiental/Redacción

Maharashtra, uno de los estados más poblado de la India, ha prohibido el uso de plásticos e incluso ha convertido esta práctica en un delito que considera multas de hasta 370 dólares y penas de hasta tres meses de prisión para los infractores reincidentes.

El plástico “tiene un impacto en la contaminación de la costa, el ecosistema costero, el medio ambiente y los lugares públicos en general (…) También es responsable de las inundaciones”, indicó el director del Departamento de Medio Ambiente regional, B. N. Patil, para justificar la medida.

Los efectos del mal manejo de los residuos de plástico atascan las alcantarillas y conductos de salida del agua durante la época de lluvias, entre los meses de junio y septiembre, que sacuden especialmente al estado de más de 100 millones de habitantes cuya capital, Bombay, es el centro financiero del país.

Los ciudadanos que sean descubiertos utilizando plásticos por primera vez tendrán que pagar una multa de cinco mil rupias (67.5 dólares), una cantidad importante pues muchos salarios indios no superan las diez mil rupias al mes (135 dólares) y que se duplicará para los infractores por segunda vez.

“Para la tercera vez, se presentará un caso y será decidido por el tribunal”, precisó Patil, quien agregó que para estos reincidentes las multas ascenderán hasta 25 mil rupias (338 dólares) y se impondrán penas de hasta tres meses de prisión.

La India fue elegida este año por la ONU como país anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente, un llamado para reducir urgentemente la producción y uso excesivo de plásticos que afectan los diversos ecosistemas marinos.

india-plasticos01

Los efectos devastadores del plástico

El uso inadecuado del plástico se ha convertido en el enemigo número uno del planeta. De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), representa el 95 por ciento de los residuos que flotan en el Mediterráneo y la mayor parte de ellos provienen de países como Turquía, España, Italia, Egipto y Francia.

Se calcula que para 2020 se superen los 500 millones de toneladas anuales y se dice que para 2050 habrá más plástico que peces en el mar. Por otro lado, un informe de las Naciones Unidas emitido para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente, resaltó que más de 50 naciones están actuando para acabar con el uso de esta sustancia.

El informe dice que los impuestos y las prohibiciones sobre el plástico han estado entre las estrategias más efectivas pero solo cuando se aplican adecuadamente. Como en el caso de la prohibición de plásticos de un solo uso en Galápagos y espuma de poliestireno en Sri Lanka, o la promoción de bolsas biodegradables en China e incluso la ley que los prohíbe en los estados de Veracruz y Querétaro.

Erik Solheim, director de Medio Ambiente de la ONU, dice que el mundo está al borde de una calamidad plástica, pero elogió el nuevo plan anunciado por el gobierno de la India: “Han demostrado que la motivación política, convertida en acción práctica, puede inspirar al mundo y encender cambio real.”

Lamentablemente estas iniciativas no son suficientes. Se requiere que todos nos comprometamos; de no hacerlo, los microplásticos serán más frecuentes en el agua del grifo y en los alimentos, como en el pescado que te comes actualmente y el cual contiene pedacitos de plásticos.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO