Galería Multimedia

Copenhague en dos ruedas

Los ciclistas pueden ayudarse de plataformas distribuidas por la ciudad

DINAMARCA.— En Copenhague, una ciudad que se ha convertido en símbolo del uso de la bicicleta, en algunos sitios han colocado a un costado de las ciclovías, en los cruces con semáforos, una pequeña ayuda para los ciclistas que tienen que detenerse a esperar la luz verde.

Es muy simple: un tubo para sostenerse con la mano y una delgada plataforma para acomodar el pie mientras se espera, y cuando llega el verde, uno lo puede aprovechar para impulsarse. Una idea muy barata que ayuda a los ciclistas a que su recorrido por la ciudad sea más fácil y cómodo.

Fuente: Redacción Teorema Ambiental / Copenhagenize

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO