Legislación Ambiental

Titular de Conacyt pide aumentar medidas de austeridad

A pesar de la protesta generalizada sobre la falta de recursos para la ciencia y la cultura

Teorema Ambiental/Redacción

La directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla, explicó los motivos por los que el gobierno federal aplicó un recorte presupuestal a los 27 centros de investigación adscritos a esta dependencia federal, y solicitó fortalecer las medidas de austeridad al gremio científico, pese a la protesta generalizada sobre la falta de recursos para la ciencia y la cultura.

En conferencia celebrada este jueves, la investigadora de la UNAM denunció la existencia de elefantes blancos y nóminas paralelas en algunos de estos centros, pese a que los investigadores se han quejado de recorte de recursos que no habían sido denunciados.

“He estado ya platicando con cada uno de ellos en reuniones, con todo el grupo de directores de los centros públicos de investigación, para asegurarles que, viendo cuáles son sus ejercicios de austeridad, cuáles son sus necesidades, también sus déficits, que déjenme decirles los heredamos del régimen pasado, cuáles son las condiciones de precariedad de estas nóminas paralelas.”

Y agregó: “a veces en algunos centros tenemos más de 200 abogados en despachos que están encargados ahí de trabajar en conjunto con los centros públicos de investigación, hay mucho que ordenar, hay mucho que revisar”, aseguró la investigadora.

“Nos dejaron ahí varios pasivos, ya sea como construcciones a manera de elefantes blancos o construcciones a medias; todo esto también implica un reto, de esto no han hablado demasiado algunos de estos directores de los centros públicos de investigación, pero estaremos dando a los medios también una lista pormenorizada de todos estos pasivos, qué implica, estudiar cómo es que lo que vamos a aprovechar y a rescatar, que dejen de ser pasivos para pasar a ser una infraestructura activamente útil para la nación”, añadió.

Además, acusó a la iniciativa privada de ser beneficiaria final de los fondos que fueron transferidos al organismo de 2013 a 2018 y presentó una gráfica donde muestra que casi 50 por ciento de estos recursos fueron transferidos al sector privado, es decir, 35 mil 175 millones de pesos.

La directora del Conacyt abundó que “corresponden a más de 31 mil millones directamente transferidos de Conacyt a entidades privadas, y el resto son transferencias indirectas. Fueron transferidos a algunas paraestatales, como el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) o los propios centros públicos de investigación coordinados por el Conacyt, y estos a su vez los transfirieron a entidades privadas”.

“Esta transferencia de recursos públicos de la cabeza del sector público al sector privado se justificó en los sexenios anteriores bajo el argumento de que se estaba incentivando la innovación (…)

“Sin embargo, es muy preocupante ver que cuando vemos la eficiencia de innovación, no solamente se mantuvo igual, sino que bajó y bajó muchos más lugares, pese al aumento en la inversión, que más bien le llamamos ‘gasto’, porque si al gastar más la eficiencia baja, algo está sucediendo.”

Finalmente, reflexionó: “Esto nos sugiere que hay una fuga, una fuga de recursos importantes o inclusive algo más activo de una fuga, porque es muchísimo dinero el que se transfirió del Conacyt en el sexenio pasado a iniciativa privada que ni siquiera logró aumentar la eficiencia de innovación.”

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO