Legislación Ambiental

Participación de México en los Estándares de Gestión Ambiental La otra selección mexicana

Este artículo, como otros publicados en Teorema, es en parte un reporte de los principales avances de la serie ISO 14000. Sin embargo, en esta ocasión es necesario dedicar buena parte del mismo a explicar el papel que desempeña la delegación mexicana en la creación, revisión y modificación de estas normas.

Es de suma importancia porque México ha avanzado a convertirse en un protagonista de este comité técnico con constancia, y mucho trabajo de preparación. Esta colaboración es también una invitación para que más organizaciones participen como actores y no como meros receptores de estándares internacionales, los cuales —quizá para sorpresa de algunos— no son impuestos. Son creados, y México junto con sus organizaciones tienen el derecho de participar en su elaboración.

Historia

México comenzó su participación en la serie de gestión ambiental ISO 14000 hace 9 años. Sin embargo, de la primera participación en una reunión plenaria en Oslo, Noruega, en 1995, hasta la reciente participación en junio pasado en Johannesburgo, la situación ha cambiado radicalmente. La delegación mexicana se coloca como uno de los principales actores dentro de la redacción de estos estándares, con un número de participantes que si bien no es una selección que llene estadios, sí defiende exitosamente el trabajo de miles de mexicanos.

Preparación

Tal vez lo más importante para el buen desempeño de toda selección es el entrenamiento, la preparación previa a los encuentros de puntos de vista. Para la delegación mexicana, el entrenamiento y preparación implicó un total de 132 reuniones nacionales en el periodo 2001-2002 y de 4 participaciones en reuniones internacionales intermedias. De estas 132 reuniones, 4 fueron dedicadas exclusivamente a revisar las posturas finales que llevaría cada delegado a la reunión de Johannesburgo, asegurando que se integrarían los puntos de vista consensuados en los respectivos comités nacionales del Comité Técnico de Nacional de Sistemas de Administración Ambiental.

Esto dio como resultado una reunión sin sorpresas, en donde la delegación

—que tuvo aparte 6 encuentros para revisar cambios de última hora— no encontró impedimentos para presentar los puntos de vista con información y recursos administrativos suficientes.

Liderazgo mexicano

México no sólo recalcó su presencia con ponencias en los talleres o con una participación en el 100 por ciento de las reuniones, sino que también reafirmó su posición de ser uno de los países líderes en el desarrollo de esta norma, al contar con la presidencia de la Fuerza de Trabajo de Traducción al Español [ISO/TC 207/STTF] (ver Teorema 22) y la presidencia del Grupo de Contacto de Países en Vías de Desarrollo [ISO/TC 207/DCCG].

La responsabilidad con la que se han coordinado estos grupos en los últimos años, ha permitido mostrar la presencia de México como un país capaz de aceptar y cumplir responsabilidades en el ámbito internacional.

Presentación de los puntos de vista de México

Esta vez, la delegación mexicana no sólo defendió los puntos ya acordados, sino que utilizó los 7 talleres disponibles para presentar el punto de vista mexicano en aspectos trascendentes, tanto desde el punto de vista ambiental como desde el de comercio internacional.

Esto permitió que la defensa de muchos puntos desarrollados en México se pudiera hacer con mayor eficiencia, además de presentar a la nación mexicana como un país en el que realmente se trabaja y se estudian las propuestas para realizar contrapropuestas con bases ambientales, técnicas, comerciales, económicas y sociales.

Participación en las reuniones

Durante 9 días se realizaron las reuniones de los grupos de este comité técnico, y en ese tiempo hubo en total 58 reuniones, y la delegación mexicana participó en todas, y así cumplió uno de los objetivos importantes: mantener el flujo bidireccional de información entre los grupos de trabajo internacionales y los nacionales.

Esta participación, sin embargo, no se limitó a ser de carácter receptiva-pasiva, sino que también se llevaron puntos por defender y propuestas por establecer y se mostraron resultados de las mismas. En resumen, se manejó con éxito la posición nacional ante la postura internacional.

Objetivos

• Conseguir la autorización de la publicación de nuevas normas traducidas al español.

• Avanzar en la integración del grupo de países en vías de desarrollo.

• Asegurar que los intereses de los negocios sean considerados dentro de la guía de significancia para aspectos ambientales.

• Asegurar que la nueva versión de ISO 14001 no contenga más burocracia que la actual y que tampoco contenga requisitos adicionales.

• La creación del grupo para desarrollar guías para medición de gases con efecto invernadero.

• Evitar la publicación de un estándar sobre eco-etiquetado tipo III.

• Planear correctamente la revisión de la serie sobre análisis de ciclo de vida.

Conclusiones

Este artículo es para mí, la respuesta a una pregunta que me formulara una reportera estadounidense hace 8 años durante la reunión plenaria de Oslo en 1995: “¿Cómo piensa México liderar la participación de los países latinoamericanos y en desarrollo en general?” En aquel entonces no supe qué decir, pero creo que el tiempo pone todo en su lugar, y esta respuesta no la he dado yo, sino la ha dado México.

Como nota final, es válido e importante mencionar los nombres de quienes formaron esta delegación que obtuvo los mencionados éxitos (y otros) para el país:

Carlos Sánchez, Ernesto Bachtöld, Leonardo J. Cárdenas, Marco Pardavé, Mercedes Irueste y Nydia Suppen, quienes integraron un equipo sólido y en busca de los objetivos nacionales, esta vez conseguidos, no sin mucho esfuerzo y sacrificio de por medio.

Objetivos principales de la delegación mexicana para la reunión del Comité Técnico 207 en Johannesburgo (todos fueron obtenidos).

México, Sede de Grupos de Trabajo del TC 207

• La delegación mexicana, con apoyo del Instituto Mexicano de Normalización y Certificación, consiguió la adjudicación de la sede para las reuniones de 3 grupos de trabajo que tendrán lugar del 30 de septiembre al 7 de octubre en Cancún, Quintana Roo.

• De los grupos que trabajarán, unos estarán dedicados a la segunda edición de ISO 14001, de donde se producirá el primer documento para votación internacional sobre esta edición. El grupo de trabajo de ISO 14004, que también producirá el primer documento para votación internacional sobre la segunda edición de este estándar. Además, habrá que mencionar al grupo de comunicación ambiental, el cual, con base en los comentarios de Johannesburgo, generará un segundo borrador sobre la guía de comunicación ambiental (ISO 14063).

• Esta es la primera vez que los grupos de trabajo del comité técnico 207 se reúnen en un país de habla hispana y sin duda significa un compromiso muy importante para México. Sin embargo, el alto costo se compensa por la oportunidad de participación de las empresas mexicanas y por constatar de cerca el desarrollo de un estándar internacional que las afecta, independientemente del giro en que se desarrollan o de si exportan o no.

• La industria mexicana no debe dejar pasar esta oportunidad, pues de ocurrir así, el esfuerzo para conseguir este tipo de reuniones se verá reducido, así como la posición de México dentro del comité internacional.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO