Legislación Ambiental

Jardín Botánico de Chapultepec estrena sección para polinizadores

Más del 80 % de las especies vegetales que se consumen dependen de la participación de los polinizadores que favorecen la reproducción en las plantas

Teorema Ambiental/Redacción

Para asegurar la suficiencia alimentaria en el país, el Jardín Botánico de la Primera Sección del Bosque de Chapultepec inauguró un espacio dedicado a los insectos polinizadores en la Ciudad de México.

“Tenemos que recuperar esta relación con los insectos y con otros polinizadores para poder recuperar la biodiversidad. Recuperar un tipo de jardín fundamental, con condiciones suficientes alimentarias, es un reto importante”, explicó en la inauguración Marina Robles García, secretaria del Medio Ambiente de la Ciudad.

La funcionaria capitalina indicó que en México más del 80 por ciento de las especies vegetales que se consumen dependen de la participación de los polinizadores que favorecen la reproducción en las plantas, pero actualmente se encuentran en riesgo, debido a la pérdida de sus diferentes hábitats por la agricultura y la urbanización, así como por el uso de pesticidas en cultivos, jardines y áreas verdes.

“El uso de plaguicidas que se ha extendido en el mundo, nos tiene en jaque porque nos hemos peleado con los insectos”, precisó Robles García.

Destacó la importancia de aumentar las áreas naturales porque se ha vivido un proceso largo de deterioro de las condiciones de la ciudad que se necesitan recuperar. “En el caso de las áreas verdes es uno de nuestros propósitos bajo una lógica donde no solo es tener un espacio recreativo sino también un espacio que permita recuperar cómo se conecta esta vida general, más allá de nosotros”, dijo.

El nuevo espacio en Chapultepec, denominado “Jardín para Polinizadores” cuenta con plantas arbustivas o herbáceos con flores cuyo aroma y néctar atraen a uno o más grupos de polinizadores, como lantana rosa y naranja, lavanda, salvia blanca y morada, margarita, romero y mirto rosa y blanco.

Se distribuyeron en dos franjas rectas: una paralela al Paseo de la Reforma y al orquidario; así como un medio círculo bordeando la acequia del Jardín y un par de rodetes.

La instalación contó con el apoyo de personal de la Sedema, así como de las organizaciones civiles WWF, Ecosistémica, AC; la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), y la Dirección de Gestión del Bosque de Chapultepec.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO