Legislación Ambiental

Investiga FAO potencial del nopal en ganado

Expertos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU (FAO) consideran que la opuntia (el resistente cactus mexicano en extremo tolerante a las altas temperaturas y a la falta de lluvia) y la morera (planta frondosa originaria de China) tienen un potencial que podría ser explotado como alimento para ganado.

Según un informe del Servicio de Producción Animal (AGAP, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de la FAO, el nopal es un forraje extraordinario porque transforma el agua en materia seca o energía digerible con mucha más eficiencia que los pastos y las leguminosas, responde bien a la fertilización, tolera una poda intensa y se puede suministrar al ganado como forraje fresco o ensilarse.

Los estudios realizados han demostrado que una hectárea de nopales maduros puede producir hasta 100 toneladas de cladodios (las «hojas» del cactus) al año en superficies que reciben poca lluvia, por ejemplo 150 milímetros.

Este organismo está promoviendo el uso del nopal como forraje estratégico para las zonas áridas y semiáridas, aunque la idea de utilizar la opuntia para alimentar al ganado no es reciente. En el siglo XIX hubo un abundante comercio de este cactus en las zonas ganaderas de Texas, Estados Unidos, y hoy se utilizan variedades silvestres y cultivadas en Túnez, México y Sudáfrica como forraje de emergencia durante las sequías.

En el norte de África y el Oriente Medio, la opuntia se ha convertido en importante cultivo de subsistencia. Se han cultivado entre 700,000 y un millón de ejemplares, sobre todo en las zonas donde llueve poco, para alimentar al ganado en épocas de sequía (con el fin de fomentar las plantaciones, el gobierno de Túnez proporciona a los agricultores materiales de cultivo gratuitos y subsidia la preparación de los suelos y los gastos de mantenimiento).

Además de proporcionar forraje, el nopal ayuda a mitigar la presión en los pozos durante el verano y los periodos de sequía. La investigación demuestra que el consumo de agua de las ovejas disminuye casi por completo cuando su ingestión de nopal llega a un peso 300 gramos secos diarios.

El estudio advierte que el nopal no proporciona una nutrición completa, sino que debe suministrarse con otros alimentos fibrosos   (como paja y heno), y complementarse con nitrógeno. Pero como alimento de emergencia y fuente fiable de forraje en las zonas donde llueve poco, tiene poca competencia.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO