Internacional

Latinoamérica y Caribe: mayor desigualdad en distribución de tierra

La región tiene la distribución de tierras más desigual de todo el planeta

al-distribucionSantiago de Chile.— Para erradicar el hambre y avanzar hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible en América Latina y el Caribe, es necesario mejorar los derechos de tenencia de la tierra y su distribución, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La región tiene la distribución de tierras más desigual de todo el planeta: el coeficiente de Gini —que mide la desigualdad— aplicado a la distribución de la tierra en la región como un todo alcanza 0.79, superando ampliamente a Europa (0.57), África (0.56) y Asia (0.55).

En Sudamérica la desigualdad es aún mayor que el promedio regional (alcanzando un coeficiente Gini de 0.85), mientras que en Centroamérica es levemente inferior al promedio, con un coeficiente de 0.75.

Un informe de Oxfam publicado a fines del año pasado señala que el 1 por ciento de las unidades productivas de América Latina concentra más de la mitad de las tierras agrícolas.

Según la FAO, mejorar la gobernanza de la tenencia de la tierra, los bosques y la pesca y enfrentar la creciente concentración de tierras es un aspecto fundamental para reducir la pobreza rural y cuidar los recursos naturales.

Este y otros temas, como el impacto de las reformas agrarias que se han llevado a cabo en la región, serán debatidos entre el 5 y el 6 de abril, en una reunión de alto nivel que analizará la situación actual y desafíos de la gobernanza de tenencia de la tierra, los bosques y la pesca en la región.

Aumenta la concentración de la tierra

Aurélie Brès advirtió que la tierra en manos de pequeños propietarios ha sufrido una disminución importante, situación que afecta especialmente a las mujeres, que solo poseen el 8 por ciento de las tierras en Guatemala y el 31 por ciento en Perú, tierras que suelen ser de menor tamaño y calidad de las que poseen los hombres.

Según la FAO, fruto de una expansión importante de inversiones en la región a través de pools de siembra, arriendos anuales de grandes extensiones o compras de terrenos, hoy la concentración de la tierra alcanza un nivel aún más alto que el que existía antes de las reformas agrarias que se llevaron a cabo en varios países de la región.

Se estima que el 23 por ciento de las tierras de América Latina son manejadas o están en manos de pueblos indígenas. El reconocimiento de sus derechos ha mejorado en los últimos 20 años, especialmente en el caso de los bosques de la región, pero aún se deben dar importantes pasos para mejorar su tenencia de la tierra.

La FAO está apoyando a los países de la región a implementar las Directrices Voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques en el contexto de la seguridad alimentaria (DVGT), aprobadas por los países hace cinco años, un instrumento busca asegurar la participación de todas las partes involucradas en la gobernanza de la tenencia.

Fuente: FAO

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO