Legislación Ambiental

Esfuerzos para promover producción agroecológica y pesca sostenible

En la tercera videoconferencia de los Diálogos Ambientales, de la Semarnat, los ponentes coincidieron en que México debe cambiar gradualmente su manera de producir

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 27 de mayo de 2020.— Tras cuestionar la agricultura industrial como único modelo viable para satisfacer las necesidades alimentarias de las poblaciones, Ramón Mariaca Méndez, director general de Estadística e Información Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), sostuvo que México necesita crear un modelo propio de producción agroecológica.

Así lo expresó durante la tercera videoconferencia del ciclo Diálogos Ambientales en Sana Distancia, organizado por la dependencia federal, con el tema “Transición agroecológica, forestal y pesquera; pesticidas y nuevos modelos agroecológicos, forestales y pesqueros”.

“Este modelo debe ser hecho por mexicanos para mexicanos, así como aprovechar las ventajas ambientales y las características regionales de cada parte del país con el fin de incrementar el rendimiento de la tierra, abandonar poco a poco prácticas nocivas y costosas para la economía, además de generar y adoptar tecnologías sanas, pero, sobre todo, ser respetuoso de la vida y la naturaleza.”

Aseguró que solo mediante la transición agroecológica se podrá detener el deterioro y la pobreza derivados de la agricultura de exportación, la cual genera divisas a costa del envenenamiento del agua, la tierra, el suelo, los animales y el ser humano.

Este nuevo modelo debe contar con el apoyo de las organizaciones agroecológicas que se encuentran en resistencia desde hace muchos años en todo el país y planteó revalorar el conocimiento tradicional y potenciarlo con la ayuda de las comunidades, así como convencer al gremio agroecológico para que junto con veterinarios y médicos sumen su conocimiento.

La agroecología camina junto al patrimonio biocultural, ya que la sabiduría de estos pueblos sirve para el desarrollo de la agroecología mexicana, mantiene viva la gran riqueza biológica de México y es una perspectiva diferente para reorientar la política ambiental mexicana.

Por ello, la Semarnat elabora un programa de transición agroecológica, mediante sinergias con otras dependencias como las secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), de Economía, de Salud (Ssa), de Bienestar, de Educación Pública (SEP), así como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), entre otros.

En su intervención, Ania Mendoza Cantú, subdirectora de Investigación sobre Sustancias y Residuos del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), explicó que ante el alto nivel de degradación que presentan algunos ecosistemas por el uso indiscriminado de agroquímicos y pesticidas, es urgente iniciar una transición gradual hacia la agroecología.

Coincidió en que este nuevo modelo debe respetar la dinámica de la naturaleza e impulsar el uso diversificado del territorio, promover el policultivo, rescatar los saberes comunitarios y eliminar la dependencia de los agroquímicos.

Advirtió que a pesar de que en México existe una regulación para importar y exportar agroquímicos, no hay una vigilancia apropiada que permita identificar qué plaguicidas usan los productores, en qué cantidad y en dónde lo aplican, para lograr un verdadero control.

De acuerdo con el Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes, tan solo en 2017 ocurrieron tres mil 79 casos de intoxicación por plaguicidas en el país. Junio y agosto fueron los meses de mayor incidencia.

En tanto, la Red de Toxicología de Plaguicidas y el Centro de Investigación y Alimentación y Desarrollo descubrieron efectos dañinos a ecosistemas y especies silvestres, como los polinizadores, lo que generó la recomendación 82/2018 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por la violación a las garantías individuales por el uso de agrotóxicos en agravio de la salud humana.

Por ello, el INECC publicó la Estrategia Nacional para Evitar los Riesgos Ambientales por los Plaguicidas en México, con el objetivo de priorizar acciones para abordar esta problemática. El documento plantea, entre otras iniciativas, la eliminación gradual de los agroquímicos altamente peligrosos, además de sumar acciones hacia la agroecología.

Por su parte, Yadira Gómez Hernández, directora de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas en la Península de Yucatán y el Caribe, expuso la importancia de la pesquería sustentable de esa región, donde seis cooperativas langosteras han innovado las tecnologías y las artes de pesca y creado hábitats artificiales, pero también han compartido sus conocimientos con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) y con otras comunidades de pescadores.

La organización de los cooperativistas incluye el trabajo por parcelas de mar, así como su participación en la vigilancia y monitoreo biológico del territorio marino, donde construyen sombras langosteras con cemento, las cuales colocan en el fondo del mar para facilitar que los crustáceos entren y salgan de esos escondites. Sus lanchas portan encierros móviles, o chiqueros, donde mantienen vivas a las langostas que así son vendidas y mejor cotizadas, lo que también les ha merecido la certificación de prácticas pesqueras sustentables y distintos premios.

Por su parte, el titular de la Conafor, León Felipe Castaños, señaló que el impulso al Programa Redd+ de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal, en coordinación con la Sader, además de otras dependencias, permite un desarrollo rural sustentable y es parte de la gestión territorial.

Esta dependencia impulsa el concepto de promotorías locales de desarrollo forestal con el fin de “acercar nuestros técnicos a la gente en los proyectos prioritarios, y trabajar en cada estado de acuerdo con las necesidades de manejo forestal comunitario, servicios ambientales, reforestación, restauración protección y plantación, entre otros”.

Estas videoconferencias se realizarán hasta el 5 de junio, de 11:00 a 13:00 horas, en conmemoración del Día Internacional de la Diversidad Biológica y del Día Mundial del Medio Ambiente. Se pueden seguir a través de esta liga y de las redes sociales de la secretaría.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO