Legislación Ambiental

ALDF propone Ley Ambiental y de Protección de los Derechos de la Tierra en la ciudad

Los 7 derechos de la Tierra son el mantenimiento y diversidad de la vida, conservación del agua, aire limpio, equilibrio ecológico, restauración del ecosistema y el derecho a vivir libre de contaminación

México, D.F.— La figura de un ombudsman como una autoridad en materia ambiental a través de una Comisión de Vigilancia de los Derechos de la Tierra y la inscripción de siete derechos esenciales para la protección, conservación y fortalecimiento del planeta como un ser vivo, son los rasgos esenciales de la iniciativa de Ley Ambiental y de Protección de los Derechos de la Tierra en el Distrito Federal, presentada por el diputado local César Daniel González Madruga, apoyada entre otros legisladores por la presidenta de la Comisión de Desarrollo Rural de la Asamblea Legislativa, Carmen Antuna Cruz.

La iniciativa que será debatida en Comisiones Unidas de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, con la finalidad de subirla cuanto antes al Pleno y hacerla ley, cuenta con la simpatía de la mayoría de los diputados. Sin embargo, aún queda pendiente el asunto de la sostenibilidad de la comisión y el perfil de quién la encabezará.

Los siete derechos ponderados para la Tierra son el mantenimiento de la vida, de la diversidad de la vida, conservación del agua, mantener el aire limpio, contar con equilibrio ecológico, restauración del ecosistema y el derecho a vivir libre de contaminación.

El diputado local por el PAN César Daniel González Madruga, promotor de la iniciativa, dio a conocer que esta propuesta innovadora de derechos humanos de cuarta generación sólo tiene antecedente en países como Bolivia, Venezuela y Ecuador en el continente americano, donde ha sido puesta como prioridad de los gobiernos de izquierda.

En la iniciativa, afirmó González Madruga, se tomaron en su totalidad los contenidos de la Ley Ambiental del Distrito Federal, con la finalidad de armonizar sus instrumentos de regulación, fomento y coordinación, “para encontrar elementos efectivos de gestión urbana y ambiental, con los mecanismos para la defensa, protección y promoción de los derechos de la Tierra, de forma que se garantice una mejor calidad de vida a la población y el desarrollo sustentable de nuestra ciudad”.

La iniciativa consta de 343 artículos, diez títulos, 50 capítulos, ocho secciones y ocho transitorios, donde se le ha incorporado, además de los derechos de la Tierra, las instancias ante las que los habitantes de la capital puedan denunciar presuntas violaciones a estos derechos.

La instancia será una Comisión de Vigilancia de los Derechos de la Tierra, que por su carácter supervisor, será un organismo donde se recibirán las quejas presentadas por particulares sobre presuntas violaciones a los derechos de la Tierra.

El ombudsman contará con facultades de investigación y buscará, a través de la figura de la autocomposición, la conciliación entre los quejosos y autoridades señaladas, la promoción de la enseñanza y una cultura de la defensa de los derechos de la Tierra; asimismo, ante la violación de estos derechos, podrá formular recomendaciones públicas no vinculatorias, así como denuncias y quejas ante las autoridades correspondientes.

Finalmente, el diputado explicó que se ha propuesto un esquema de financiamiento tripartito a través del acceso al denominado “Fondo Verde”, cuya presidencia tiene nuestro país, y otros otorgados por parte de la comunidad internacional a los países con mecanismos de protección a los derechos de la Tierra; una fuente más de ingresos será aquella de mecanismos “autogenerados”, a través de montos recaudados de multas y sanciones y, finalmente, existe el convencimiento de que en el Presupuesto de Egresos de 2013 se haga una previsión para que la Comisión de Vigilancia de los Derechos de la Tierra cuente con recursos no menores a 50 por ciento de lo que se le destina a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO