General

Nissan, Toyota, Honda y Mitsubishi acuerdan desarrollo de infraestructura para vehículos eléctricos e híbridos en Japón

La iniciativa nació de la necesidad crítica de desarrollar infraestructuras de carga para promover el uso de vehículos eléctricos

Tokio.— Nissan Motor Co., Ltd., Toyota Motor Corporation, Honda Motor Co., Ltd. y Mitsubishi Motors Corporation anunciaron conjuntamente su acuerdo para trabajar en pro de la instalación de cargadores para vehículos eléctricos e híbridos y crear un servicio de red de recarga que ofrezca una mayor comodidad a los conductores en Japón.

Esta iniciativa nació del reconocimiento de la necesidad crítica de desarrollar rápidamente la instalación de infraestructuras de carga para promover el uso de vehículos eléctricos.

Ayudados por los subsidios otorgados por el gobierno japonés, los cuatro fabricantes de automóviles absorberán una parte del costo de instalación de las estaciones de carga. También trabajarán juntos para construir una red de carga conveniente y accesible, en colaboración con las empresas que prestan servicios de carga, en las cuales cada uno de los cuatro fabricantes ya tiene colaboración comercial.

En la actualidad existen cerca de mil 700 cargadores rápidos y poco más de tres mil cargadores regulares en Japón, mismos que resultan insuficientes. Además, la falta de coordinación entre los proveedores de carga existentes se puede optimizar para ofrecer un mejor servicio de recarga a los clientes.

El gobierno anunció subsidios para la construcción de instalaciones por un total de diez millones de dólares como parte de su política económica para el año fiscal 2013, para desarrollar rápidamente la infraestructura de carga y ampliar el uso de vehículos eléctricos que utilizan fuentes alternativas de energía de carga.

En la actualidad, cada prefectura en Japón está elaborando una propuesta para el uso de los subsidios. Con este fuerte apoyo, los cuatro fabricantes de automóviles van a trabajar juntos para instalar los cargadores. Anteriormente, cada fabricante de automóviles evaluó las posibles ubicaciones de las instalaciones de carga por su cuenta. Ahora, han acordado trabajar conjuntamente con el entendimiento común de que la infraestructura de carga tiene un valor público y que la mejora se debe hacer rápidamente durante el limitado periodo de tiempo en que los subsidios estén disponibles.

En términos de utilidad, los vehículos híbridos se beneficiarían de una red de carga ampliada, ya que maximizaría el rendimiento de conducción eléctrica y su consumo de combustible combinado. Por su parte, los vehículos eléctricos, que proporcionan una experiencia de manejo libre de emisiones, podrían aprovechar una red de carga más grande para ampliar su rango de duración en viajes largos.

Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO