General

Indagan muerte de rayas en playas de Campeche

Decenas de pescadores llegaron a la zona para obtener las aletas de las especie y comercializarlas

La Comisión de Protección Contra Riesgos Sanitarios de Campeche (Copriscam) inició una investigación sobre el arribo de cientos de rayas, varias muertas, a las costas del municipio de Champotón.

Desde el domingo, pescadores ribereños dieron aviso de la presencia de cientos de rayas conocidas comúnmente como “Balá” a lo largo de la bahía de Champotón.

Los ejemplares prácticamente fueron capturados con las manos y con arpones a unos 20 metros de la playa.

Al sitio llegaron decenas de pescadores para capturar a la especie y obtener sus aletas para comercializarlas en restaurantes y mercados del lugar.

De acuerdo con los pescadores, quienes señalan que los ejemplares fueron afectados por la marea roja, el kilo de aleta de “Balá” es vendido en 11 pesos, pero ante la gran cantidad de ejemplares, su precio bajó a siete pesos.

Julio Granados, titular de Copriscam, recomendó esperar los resultados finales de los estudios para determinar qué mató a las rayas. Ofreció un resultado preliminar de estudios que indica que se trata de la alga “Rhizosolenia” la cual no es tóxica para el consumo humano, pero aún falta el dictamen final.

“Ya tenemos unos preliminares, encontramos rhizosolenia, que sí es efectivamente la rhizosolenia, es un alga no nociva que sólo mata a los peces porque utiliza el oxígeno del mar, eso es lo que aparece en primera instancia, obviamente tenemos que tener la certeza para decirlo con base a todos los resultados.”

Indicó que “tranquiliza” que no sean algas tóxicas debido a que la carne de las manta rayas ya está en mercados públicos del municipio de Champotón.

Por su parte, el delegado de la Procuraduría Federal de Protección del Medio Ambiente, Miguel Ángel Chuc López, señaló que el último registro de marea roja en costas de Campeche fue hace dos años, pero que será mejor esperar los resultados de los estudios.

Con información de Notimex

Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO