Energía

WWF México apoya el desarrollo de las energías renovables en el país

Resultan preocupantes las medidas de Sener que frenan significativamente el avance de la generación de energía renovable dando paso a la infraestructura basada en fósiles

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 21 de mayo de 2020.— Ante la urgencia de enfrentar el cambio climático, la oficina en México del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) pidió a la Secretaría de Energía (Sener) a “no vulnerar el desarrollo de las energías renovables en el país en apego a la regulación vigente y en favor de todos los mexicanos y mexicanas y sus futuras generaciones”.

Como respuesta al decreto emitido por la dependencia federal para limitar la participación del sector privado en la generación de energías limpias que publicó la Sener el viernes pasado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la organización civil destacó el papel fundamental que juega la descarbonización de la matriz eléctrica para el cumplimiento de los compromisos de México ante el Acuerdo de París.

“Resultan preocupantes las medidas de Sener que frenan significativamente el avance de la generación de energía renovable en el país dando paso a una expansión de la infraestructura basada en fósiles. Estas medidas ponen en riesgo la salud y seguridad de la población ante los crecientes eventos hidrometeorológicos extremos derivados del cambio climático y la mala calidad del aire en zonas urbanas, entre otros”, planteó WWF en un comunicado.

El documento agrega que: “la suspensión de las subastas eléctricas y proyectos de líneas de transmisión ha frenado el desarrollo de nuevos proyectos, mientras que la modificación en los lineamientos de los Certificados de Energía Limpia (CEL) y las publicaciones del Acuerdo de la política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) y el Acuerdo para garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del SEN, modifican lineamientos contemplados en la Ley de la Industria Eléctrica”.

Además, señala que detienen de manera indefinida el inicio de operación de 44 plantas solares y eólicas, equivalentes a más de 714 mil toneladas de dióxido de carbono (CO2) emitidas mensualmente, y la pérdida de casi 30 mil empleos verdes.

El organismo civil reconoció que existen oportunidades para mejorar la regulación del mercado eléctrico en aspectos tecnológicos, sociales, ambientales y económicos, así como la trascendencia de garantizar la provisión segura y accesible de energía para todos los mexicanos, en un proyecto coordinado entre el gobierno, la iniciativa privada y las comunidades locales.

“Sin embargo, privilegiar la generación de electricidad a base de combustibles fósiles vulnera el derecho humano a un medio ambiente sano, establecido en el artículo 4 de la Constitución mexicana, y es un retroceso en el camino hacia el desarrollo sustentable, establecido en el artículo 25”, lamentó.

Mientras que respecto al Acuerdo de París y la Ley General de Cambio Climático, nuestro país se comprometió a reducir el 22 por ciento de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) al 2030, y hasta un 36 por ciento sujeto a financiamiento y ayuda internacional. Por otra parte, la Ley de Transición Energética establece una meta de generación de energías limpias del 35 por ciento al 2024 y ambos compromisos han sido ratificados por la administración federal actual.

Según el Reporte Anual de Potencial de Mitigación de GEI de 2020, publicado por Sener, el sector energético representa el 71.1 por ciento de las emisiones totales de GEI y la generación de electricidad el segundo contribuyente más importante.

Por ello es que países de todo el mundo han invertido fuertemente en la generación de energía renovable en los últimos 20 años y han sabido manejar las particularidades de estas tecnologías en su red de transmisión y distribución.

La India, por ejemplo, se ha propuesto aumentar en más de 175 mil megavatios (MW) su capacidad de generación renovable al 2022, mientras que Reino Unido, Alemania y Costa Rica han logrado récords en mantener su sistema eléctrico funcionando con energías limpias, lo cual demuestra que son confiables, de calidad y eficiencia.

Por ello, son consideradas como la gran apuesta a escala mundial por este tipo de suministro. Al respecto, WWF agrega: “la soberanía energética de un país no está peleada con la implementación a gran escala de tecnologías renovables por parte de privados y es posible y recomendable la coexistencia con empresas y proyectos comunitarios”.

“WWF México exhorta a la Sener a analizar los perjuicios que estas medidas suponen a la economía, el medioambiente y la salud de las y los mexicanos, y expresa su voluntad de colaborar en la búsqueda de alternativas que contribuyan a la lucha global contra el cambio climático. Nos mueve el respeto a la naturaleza y el bienestar de las personas”, finaliza el comunicado.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO