Energía

Sepultará hidroeléctrica 4 mil pueblos

“Extensiones masivas de tierra serán totalmente destruidas e inundadas por la presa y esto tendrá un enorme impacto en el medio ambiente”, señaló Sebastián Godinot de la organización ecologista Amigos de la Tierra, en el momento en que se anunció la terminación del muro del proyecto hidroeléctrico más grande del mundo en Asia.

“Cerca de dos millones de personas serán desplazadas y reubicadas porque 13 ciudades y más de cuatro mil pueblos quedarán inundados”, agregó.

Se trata del proyecto hidroeléctrico más grande del mundo, con el que los líderes chinos planean domar el poderoso río Yangtzé -el río más largo de Asia y el tercero más largo del mundo.

El controvertido proyecto, construido en la provincia de Hubei en el centro del país, entrará en funcionamiento en 2009 cuando serán instalados sus generadores.

Para las autoridades chinas, la presa satisfará las demandas de electricidad de esta enorme economía en auge.

Sin embargo, los críticos dicen que eso se logrará pagando un alto costo tanto para el medio ambiente como para el millón de personas que ya han tenido que ser retiradas del área.

El fundador de la república china, Sun Yatsen, fue el primero que propuso la idea de un proyecto con el que se lograra domar al poderoso río Yangtzé.

Intentaba responder a las inundaciones que durante miles de años habían arruinado la vida de los habitantes de las riberas del río.

El presidente Mao incluso escribió un poema en el que describía un “grandioso muro de piedra” que haría nacer “un lago tranquilo y afable en las estrechas Gargantas”.

Pero el sueño de los líderes sólo se hizo realidad en 1993 cuando se comenzó su construcción bajo el mandato del presidente Jiang Zemin.

Y ahora, con el muro principal de la presa terminado, el sueño se hace cada vez más realidad.

El muro se extiende por más de dos kilómetros a través del Yangtzé y es la parte más grande de este proyecto de miles de millones de dólares.

Pero cuando sea finalizado se convertirá en el proyecto hidroeléctrico más grande del mundo.

Contará con 26 generadores de 700 mil kilovatios (Kw) cada una, que generarán 85 mil millones de kilovatios por hora de electricidad al año.

Pero a pesar de que el proyecto está cada vez más cerca de su fin, la controversia que ha acompañado su construcción desde hace 13 años no se apaga.

Extensiones masivas de tierra serán totalmente destruidas e inundadas por la presa y esto tendrá un enorme impacto en el medio ambiente.

Los grupos ecologistas han expresado su oposición a la presa desde el principio y subrayan que el costo humano ha sido demasiado alto, dijo Sebastián Godinot.

Más de un millón de personas han tenido que dejar sus hogares para dar lugar a la represa.

Los conservacionistas subrayan que el embalse que se ubica tras la presa “ya ha quedado gravemente contaminado y es probable que la situación empeore ya que los desechos de las grandes ciudades río arriba fluyen hacia el Yangtzé”.

Pero el gobierno chino indica que está dedicando miles de millones de dólares en instalaciones de tratamiento de aguas.

Fuente: BBC

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO