Energía

Proyecto de almacenamiento de gas en pemex

En Pemex Gas, la instalación de equipos de alta eficiencia energética satisface cada vez más los exigentes requerimientos de energía en condiciones de calidad, oportunidad y costos mínimos, así como su orientación a la protección del ambiente.

Desde 1997 Pemex Gas incorpora tecnologías de alta eficiencia energética en sus proyectos de gran escala, a fin de satisfacer la creciente demanda de energía térmica registrada en sus complejos procesadores de gas (CPG), los proyectos más destacados son:

Recuperadores de calor

En 2 de los CPG, se construyeron plantas criogénicas. Fueron los primeros proyectos en los que se instalaron recuperadores de calor para la generación de vapor con una producción total de 220 toneladas por hora de vapor. Al aprovechar el calor de los compresores se limita la presencia de gases que generan el efecto invernadero y el consecuente ahorro de energía, así como la protección del ambiente.

Separación de condensados

Este sistema permite tener una adecuada separación de los condensados que fluyen junto con el gas amargo de alimentación a las plantas endulzadoras. Con esta separación, se evita que los condensados sean enviados al sistema de desfogues, disminuyendo las emisiones de bióxido de carbono (CO2) a la atmósfera en 300 toneladas por día (ton/día). Esta nueva tecnología permite contribuir a la conservación del ambiente.

Planta recuperadora de azufre

Se instalaron dos plantas acopladas a los turbogeneradores existentes. Contribuyen a incrementar la eficiencia energética del complejo al producir 210 toneladas por hora de vapor de media presión. Con esto se evita la combustión de 292 ton/día de gas combustible, dejando de emitir a la atmósfera un promedio de 775 ton/día de bióxido de carbono (CO2).

Programas de control ambiental

Los estudios realizados muestran un alto potencial de cogeneración en el Complejo Procesador de Gas Nuevo Pemex en virtud de su gran demanda de energía térmica para el procesamiento del gas. Este proyecto permitirá manejar una alta eficiencia energética con el consecuente ahorro en la generación de vapor y energía eléctrica.

Para Pemex Gas, la meta es mantener un «Inventario Cero», mediante programas de control, desde su generación hasta su eliminación o disposición final y garantizar la seguridad ambiental en los siguientes campos:

Residuos peligrosos

Los residuos peligrosos se clasifican de acuerdo con la NOM-052-ECOL-1993, y son aquellos materiales que por sus características de corrosividad, reactividad, explosividad, toxicidad, inflamabilidad o biológica-infecciosa, representan un peligro para el equilibrio ecológico y el ambiente. Por ejemplo, aceites lubricantes gastados, asbestos y bifenilos policlorados.

Restauración de suelos

Durante el último trimestre de 2000 y el primero de 2001, en los complejos de La Venta, Nuevo Pemex, Poza Rica y Reynosa se concluyeron los proyectos para evaluar la problemática de contaminación del suelo, subsuelo y mantos freáticos mediante estudios geológicos, geohidrológicos, de resistividad y análisis de riesgo toxicológico.

La toma y análisis de muestras de suelo y manto freático en la perforación e instalación de pozos de monitoreo, determinan los contaminantes presentes, los límites de limpieza más apropiados, los volúmenes de suelo y el manto freático por restaurar, además de la tecnología de restauración que deberá utilizarse.

Aguas residuales

Este programa permite reducir el consumo de agua en 20 por ciento y la descarga de agua residual en 60 por ciento. La meta es hacer un uso racional del agua, manteniendo la calidad de sus efluentes dentro de los estándares más estrictos en el mundo.

Se cuenta con sistemas para tratamiento de aguas residuales en cada centro de trabajo, lo que permite cumplir al 100 pro ciento con la NOM-001-ECOL-1996 vigente.

Gestión ambiental

El Certificado de Industria Limpia (CIL) es otorgado por la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca por conducto de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente. Mediante su expedición se garantiza el cumplimiento de los planes de acción, recomendaciones y programas de mejora continua derivados de auditorías ambientales realizadas en los centros de trabajo.

Asimismo se ha obtenido el Certificado ISO 14001 en todas las instalaciones de la Subdirección de Producción y en la Subdirección de Gas Licuado y Petroquímicos Básicos.

La Licencia Ambiental Única (LAU), es la garantía que otorga el Instituto Nacional de Ecología (INE), con todos los permisos, autorizaciones y licencias existentes en materia ambiental.

Emisiones a la atmósfera

En todas las operaciones se utiliza gas natural como combustible, el cual es eficiente y ambientalmente limpio. Aunado a la modernización de la planta productiva, esta medida permite cumplir ampliamente con los parámetros ambientales establecidos en la norma NOM-085-ECOL-1994.

Existe un programa de reforestación que permite restituir y preservar las condiciones de los suelos, además se busca la optimización en el sector energético, esto permitirá en un futuro (2000-2004): sustituir quemadores, modernizar procesos criogénicos y abatir consumos de energía en 40 por ciento.

Los resultados de los estudios en los complejos procesadores de gas, ya fueron presentados a las autoridades ambientales correspondientes para su revisión y aceptación. Una vez cubierta esta etapa, se iniciarán las obras de mejoramiento que requieran los complejos en su conjunto.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO