Energía

Medidas concretas en Pemex, en su lucha contra la contaminación

Petróleos Mexicanos (Pemex) realiza esfuerzos muy importantes para reducir las emisiones de bióxido de carbono (CO2) a la atmósfera. Dentro de estas medidas, habrá que destacar un aumento en el aprovechamiento del gas de 93 a 95 por ciento durante el año 2001 y con la meta de llegar a 99 por ciento en 2004.

La puesta en marcha de diferentes proyectos de cogeneración, que reducen de manera muy importante las emisiones por equipos de combustión, es otra de las políticas adoptadas por la institución.

Un tercer aspecto desarrollado por Pemex es la integración de un mercado interno de permisos de emisión de CO2.

La Planta de Nitrógeno en Cantarell tiene una capacidad de producción de 1,200 mmpcd y cuenta con un sistema de recuperación secundaria, el cual ayuda a mantener la presión del yacimiento.

Pemex ha puesto mucho énfasis en la inyección de CO2 en yacimientos, que es un método de recuperación secundaria de hidrocarburos en campos, con declinación de presión, localizados principalmente en la Región Sur de Pemex- Exploración y Producción.

La paraestatal cuenta con un sistema de compresión e inyección de 51 mmpcd de CO2 excedentes en el Campo Sitio Grande y un sistema de compresión e inyección de 30 mmpcd de CO2 excedentes en el Campo Artesa.

El Campo Artesa es un proyecto que inició operaciones en 1999. Tiene un valor presente de inversión (VPI) de 155 millones de pesos y con un TIR de 149 por ciento. Pemex considera que las instalaciones son necesarias para la compresión e inyección de 30 mmpcd de CO2 a los pozos Artesa 13 y 15.

El proyecto tiene como meta el incrementar la producción de 1 mbpd a 6 mbpd y lograr una recuperación de la reserva de 22 mmb.

Actualmente, Pemex trabaja sobre otras corrientes aprovechables de CO2 y está elaborando pronósticos de los excedentes de CO2 de las plantas de procesamiento de gas (CPG) de Nuevo Pemex y Cactus, de Pemex-Gas y Petroquímica Básica.

Gracias a los análisis elaborados por la paraestatal, se conocerá cuáles son las oportunidades que existen para el aprovechamiento de los excedentes y en la recuperación secundaria de aceite y gas en la Región Sur de Pemex-Exploración y Producción.

También se tendrá un pronóstico del volumen de CO2 coproducido en Cosoleacaque y los usos adicionales que podría tener.

Un ejemplo muy importante de lo que está llevando a cabo Petróleos Mexicanos es el Campo Carmito, que inició operaciones en 1980 en la Región Sur de Pemex Exploración y Producción. Entre 1985 y 1986 se alcanzó una producción máxima de aceite de 10 mbd y de gas de 87 mmpcd. Sin embargo, Pemex detectó un alto contenido de CO2, que representaba un 70 por ciento, y que estaba provocando problemas en las operaciones de su endulzamiento. De 1988 a 1993, permaneció cerrado el Campo Carmito por falta de infraestructura para eliminar dicho CO2.

Afortunadamente, en 1997 se construyó e inició la operación de una planta de separación de CO2 en la Batería de Separación Artesa, recuperando 30 mmpcd de gas natural y envió a quemador 83 mmpcd de gas de alto contenido de CO2.

Otro ejemplo exitoso de lo que Pemex realiza en materia de protección ambiental es Campo Artesa, localizado en el Activo Muspac de la Región Sur de Pemex-Exploración y Producción (aproximadamente a 40 kilómetros de Villahermosa, Tabasco). Campo Artesa inició sus operaciones de explotación en 1977, alcanzando una producción máxima de 37.9 mbpd de crudo y 62 mmpcd de gas en 1979.

Su producción actual es de 950 bpd de crudo y 1 mmpcd de gas, con reservas remanentes de 22 mmbls. Tiene un promedio de vida de 100 años de extracción a ritmo actual.

Compártelo

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO