Energía

Los grandes consumidores de electricidad temen subidas de la energía que dañen la competitividad

Aege advierte de que los precios eléctricos ya están sufriendo “bruscas subidas” en los mercados

Madrid.— La Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (Aege) teme que la nueva reforma energética provoque una posible subida en el precio de la electricidad que dañe a su competitividad y exportaciones.

En una nota, la asociación que agrupa a empresas que concentran un 12 por ciento de todo el consumo de electricidad en España muestra su “gran preocupación” ante las consecuencias del proyecto de ley sobre medidas fiscales para detener el déficit de tarifa, aprobado el viernes por el gobierno.

Las medidas aprobadas podrían provocar un “importante sobrecosto” que sea repercutido directamente sobre el consumidor industrial, lo que conduciría a la “definitiva pérdida de competitividad de la gran industria”, advierte la asociación.

Los grandes consumidores de luz advierten de que las medidas aprobadas por el gobierno ya están teniendo efectos en los mercados. Junto a esto, consideran que la industria representada por los grandes consumidores es “básica” para el “presente y futuro” de España, cuya actividad se está manteniendo gracias a las exportaciones realizadas por estas empresas.

“Un nuevo incremento en el precio de la energía eléctrica supondrá el cierre definitivo de muchas de las instalaciones de la industria básica y de sus suministradores directos, y la pérdida de competitividad del resto frente a los productores de otros países como Francia, Alemania, Noruega, Canadá, Estados Unidos, Sudáfrica o China”, señala.

Por último, Aege advierte al gobierno de que cada país debe diseñar su política industrial y de que la actual crisis ha demostrado que los países con una industria fuerte han resistido mejor la crisis.

Por este motivo, la asociación reclama al Ejecutivo una política industrial de Estado a largo plazo “que detenga el proceso de desindustrialización que viene sufriendo el país” y que garantice que las nuevas medidas sobre el sector eléctrico no acaben penalizando a la gran industria.

Fuente: Europa Press

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO