Energía

Estados unidos prevé usar reservas de crudo

Huracanes podrían provocar caída en la producción de crudo a Estados Unidos por 35 millones de barriles.

Ante una eventual baja en el suministro de petróleo en Estados Unidos por la ola de huracanes y la posibilidad de que Irán baje su producción como respuesta a un castigo por su programa nuclear, Washington tiene previstas medidas a tomar “si ocurre lo peor” como echar mano de la reserva estratégica.

El Departamento de Energía estima que en vista de las previsiones meteorológicas la producción estadounidense de petróleo podría “bajar entre cero y 35 millones de barriles” y la de gas natural de “cero a 5,770 millones de metros cúbicos”.

El secretario de Energía, Sam Bodman, dijo no obstante que la economía mundial podría lidiar “por un tiempo” con cualquier eventual recorte en las exportaciones de crudo iraní.

Sin embargo, el petróleo retrocedió el martes luego de que Irán dijo que las propuestas presentadas por las potencias mundiales para poner fin a la disputa sobre su programa nuclear contenían avances positivos, abriendo las puertas a nuevas negociaciones, dijeron operadores.

En tanto que en el New York Mercantile Exchange, el barril de light sweet crude para entrega en julio perdió 10 centavos a 72.50 dólares, luego de bajar hasta 71.35 dólares durante la sesión. En Londres, el barril de Brent del Mar del Norte bajó 56 centavos, cerrando a 70.81 dólares. La mezcla mexicana de petróleo se ubicó en un precio de 56.78 dólares.

Samuel Bodman señaló, ante la posibilidad de que Irán recurra a lo que se ha denominado un embargo petrolero, que Estados Unidos tiene previsto recurrir a la reserva estratégica, aunque aclaró: “desde luego podremos encararlo una temporada”.

El domingo, el líder supremo iraní, el ayatola Ali Jamenei, dijo que el suministro de petróleo procedente del Golfo Pérsico corría peligro si Washington daba un “paso equivocado” contra Irán. Sin embargo, el tono del martes fue más conciliador cuando Irán recibió el paquete de incentivos propuesto conjuntamente por Gran Bretaña, Francia y Alemania y aprobado por Estados Unidos, Rusia y China.

“Las propuestas tienen algunos avances positivos y algunas ambigüedades que deberán ser retiradas”, evaluó Ali Larijani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, tras haberse reunido con el encargado de política exterior de la Unión Europea, Javier Solana.

“Esperamos, después de que estudiemos la propuesta en detalle, que tengamos otra ronda de conversaciones y negociaciones para llegar a una conclusión equilibrada y lógica”, agregó Larijani.

A su vez, la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) señaló este martes que la producción estadounidense de crudo, que ha declinado en las últimas dos décadas, crecería durante los próximos dos años gracias a la nueva producción en aguas profundas del Golfo de México, y mantuvo sin cambios el pronóstico promedio del precio de petróleo estadounidense para este año y 2007, en 68 dólares por barril.

“La producción doméstica de crudo promedio aumentaría en 157 mil barril por día o 3.1 por ciento, en 2006, a un nivel de casi 5.3 millones de barriles por día”, dijo la EIA en su informe mensual.

“Para 2007 se espera un crecimiento de 6.6 por ciento, resultado de una tasa de producción promedio de 5.6 millones de barriles por día en ese año”, agregó.

“La mayor parte del aumento de la producción probablemente provendrá de las aguas profundas del Golfo de México, incluyendo la nueva producción en las plataformas Thunder Horse y Atlantil”, de acuerdo con el informe.

En tanto, el Departamento de Energía pronosticó en su informe prospectivo mensual que los numerosos huracanes esperados este verano por los meteorólogos estadounidenses podrían hacer caer la producción de crudo en Estados Unidos en 35 millones de barriles.

En vista de las previsiones el petróleo marcó un récord de 75.35 dólares por barril en abril, mientras aumentaba la tensión en la disputa entre Irán y Estados Unidos.

Fuente: La Jornada

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO