Energía

Doce reactores nucleares británicos han sido identificados como “vulnerables”

Las dos centrales de mayor riesgo en zonas costeras, en Sizewell y Hartlepool

Reino Unido.— Doce de los 19 reactores nucleares británicos están en “zonas de riesgo” de inundación y erosión costera, según un informe del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra) revelado por el diario The Guardian.

El estudio de seguridad en las centrales, elaborado a raíz del accidente de Fukushima, llega a las pocas semanas del relanzamiento de la energía nuclear del gobierno Cameron, dispuesto a construir ocho nuevos reactores de aquí a 2025, en zonas cercanas a los ya existentes.

Nueve reactores en las costas han sido identificados por el informe como “vulnerables” en cualquier momento, mientras que otros tres se consideran bajo amenaza en el futuro, debido al aumento de los niveles del mar proyectados por efecto del cambio climático. Todos ellos cuentan con piscinas del almacenaje de desechos radiactivos.

Las dos centrales de mayor riesgo en zonas costeras, en Sizewell y Hartlepool, han sido seleccionadas precisamente por el gobierno como futura ubicación de nuevos reactores, lo que ha disparado de nuevo la alarma de los grupos ecologistas como Greenpeace o Amigos de la Tierra.

Greenpeace ha acusado precisamente a David Cameron de haber hecho tándem con la industria nuclear para ocultar los verdaderos riesgos de inundación y de erosión de los reactores operativos en el Reino Unido. “Nos preguntamos qué otra información importante sobre la seguridad nuclear pueden estar escondiendo el gobierno y la industria”, declaró a The Guardian Doug Parr, director científico de Greenpeace.

“El aumento del nivel del mar, especialmente en el sureste de Inglaterra, supondrá que muchos de los lugares donde están ahora las centrales acabarán bajo el agua en los próximos 100 años”, advierte por su parte David Crichton, especialista en inundaciones y erosión costera del University College de Londres. “Es cada vez más costoso y difícil la construcción de nuevos reactores, por no mencionar la recuperación y el traslado de los residuos a zonas más altas.”

Fuente: El Mundo

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO