Sedema
Desarrollo Urbano

Sedema publica Guía para la creación de jardines polinizadores

Claudia Hernández explicó que el documento es un libro de texto accesible, principalmente para las mujeres que acuden a los cursos de “Jardines para la vida, mujeres polinizadoras”

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 7 de julio de 2020.— Con el objetivo de que la gente aprenda la importancia de conservar las poblaciones de polinizadores y pueda crear sus propios jardines para polinizadores, la Dirección Ejecutiva de Cultura Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, presentó la Guía para la creación de jardines polinizadores.

Durante la presentación, la directora ejecutiva de Cultura Ambiental de Sedema, Claudia Hernández, explicó que el documento es un libro de texto accesible, principalmente para las mujeres que acuden a los cursos de “Jardines para la vida, mujeres polinizadoras”.

“Queremos traer la naturaleza a la ciudad, no solamente a través de las mujeres polinizadoras. La instalación de estos jardines para polinizadores es parte del Reto Verde que inició el año pasado y aquí se contabilizan las plantas que nosotros sembramos dentro de los jardines para polinizadores. Estas mujeres han hecho sus jardines comunitarios, y sus plantas contribuyen a cumplir con este reto”, explicó.

Samuel Salinas Álvarez, coordinador general de Inclusión Educativa e Innovación de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (Sectei), destacó la importancia de devolver al espacio público áreas naturales y de cambiar la lógica de cómo percibimos y valoramos la naturaleza.

“Esta guía para los jardines polinizadores es un documento extraordinario en su sencillez, en la brevedad y profundidad de los elementos que toca con una gran cantidad de conocimientos, instrumentos educativos, estrategias y reflexiones. Hay una carga de conocimientos muy equilibrada con las actividades y con esta dimensión que pocas veces vemos en las guías de carácter ambiental”, manifestó.

Agregó que en los siguientes años para las actividades educativas deberá ser muy importante y tendrá que cambiar los contenidos de lo que se exige a las y los niños: “No podemos seguir con una currícula de educación primaria que no tome en cuenta, por ejemplo, los jardines polinizadores, porque ahí está todo, hay una serie de conocimientos que podrían adaptarse a primaria, secundaria, bachillerato e incluso a proyectos de ingeniería ambiental.”

María del Coro Arizmendi, iniciadora del proyecto de jardines para colibríes, se congratuló de que el Gobierno de la Ciudad de México tenga interés en hacer conservación con la gente y con los ecólogos.

“Tener un libro donde la gente pueda ver videos, leer consejos útiles y prácticos en un idioma coloquial y pueda acercarse un proyecto tan bonito como es conservar a los polinizadores, a los colibríes, a las mariposas, a las abejas, a los murciélagos y a todos estos animales a los cuales les hemos quitado parte de su casa, es muy satisfactorio”, aseguró.

Finalmente, José Díaz, subdirector de Comunicación Estratégica para la Sustentabilidad de Sedema, dijo que la guía “está pensada en la lógica de juntar lo que es la vida cultural de cómo estamos construidos en nuestras relaciones, las cosas que están sucediendo en nuestros jardines, por ejemplo, cómo tratamos a una abejita porque entonces comprobaremos cómo nos estamos tratando a nosotros mismos”.

Y agregó que “los jardines polinizadores son un espacio que ayuda a construir no solo el tejido social sino la comunidad sociobiótica. Nacimos con ellos, seguiremos con ellos y en esta lógica de que somos responsables en este momento de la sobrevivencia no solo de nosotros sino de la especie. Vamos a subirlos a la nueva arca, cuando la nueva normalidad tiene que tener un asiento para las abejas, para los murciélagos porque ellos son nuestros hermanos y estamos juntos sentados en la misma barca”.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO