Desarrollo Urbano

Inician la reparación estructural al Ángel de la Independencia

Durante cuatro meses se ejecutarán obras para reparar los daños provocados por los terremotos de 2017, con un presupuesto de entre 11 y 13 millones de pesos

Teorema Ambiental/Redacción

A casi dos años de los terremotos que azotaron la región centro y sur del país y que causaron severos daños en la Ciudad de México, principalmente el del 19 de septiembre, comenzarán las reparaciones en uno de los monumentos más distintivos de la capital y que sufrió daños estructurales por el movimiento telúrico.

En un comunicado, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que desde la madrugada de este miércoles comenzaron los trabajos para la colocación de un sistema de andamiaje estructural que diseñó el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (II- UNAM).

La instalación de la estructura durará una semana y está a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios del Gobierno de la Ciudad de México (SOBSE), en coordinación con la Comisión para la Reconstrucción y la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México. Mientras que la obra será supervisada por la Secretaría de Cultura del gobierno federal por medio del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

“El proyecto será soportado por el Instituto de Ingeniería de la UNAM y diversos equipos de expertos que realizarán el análisis científico en el interior y exterior de la columna, con el fin de elaborar un proyecto integral para la rehabilitación estructural del monumento que resultó afectado por los sismos de 2017”, indica el documento.

Entre los estudios, se realizarán:

• Pruebas de ultrasonido y de radar de penetración;
• Revisión de los materiales internos de acero;
• Pruebas de vibración ambiental para determinar las propiedades dinámicas de la estructura y estimación de las velocidades de las ondas de corte en el terreno;
• Medición de los espesores de las placas (de manera similar a la que se realizó en 2006), revisión de calidad en soldaduras;
• Levantamientos con escáner 3D.

También se realizarán pruebas de laboratorio de las propiedades mecánicas de la piedra con la que se encuentra revestido el fuste de la columna, nivelaciones topográficas, estudios geotécnicos de las condiciones de cimentación y una medición de la verticalidad de la columna.

Los trabajos tendrán una duración de cuatro meses y se colocarán refuerzos estructurales interiores y exteriores en el fuste del monumento.

Estos trabajos forman parte de la Ruta de Trabajo para la Rehabilitación Estructural de la Columna de la Independencia acordada por el Gobierno de la Ciudad de México con el Instituto de Ingeniería de la UNAM y el acompañamiento de la Secretaría de Cultura del gobierno federal, por medio del INBAL.

Al finalizar esta etapa, habrá una segunda fase de intervención definitiva que devolverá al monumento la estabilidad estructural que resultó mermada por los movimientos telúricos para asegurar su plena conservación.

Tanto esta fase de diagnóstico, refuerzo temporal y desarrollo del proyecto integral, como la posterior obra de consolidación estructural, serán financiados por el Gobierno de la Ciudad de México, con un presupuesto estimado entre 11 y 13 millones de pesos.

Sin embargo, en este proceso no se tocarán aspectos relativos a la restauración de elementos arquitectónicos y artísticos del exterior del monumento, que también fueron vandalizados durante la protesta feminista el 16 de agosto.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO