Desarrollo Urbano

Importancia del lago de Texcoco para el Valle de México

El lago de Texcoco alguna vez fue el principal cuerpo de agua de la cuenca del Valle de México. Esta zona lacustre tuvo sus primeros pobladores hace más de 25 mil años

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 31 de agosto de 2020.— El gobierno federal planea para 2021 presentar el Parque Ecológico Lago de Texcoco, un proyecto dirigido por el arquitecto Iñaki Echeverría, en los terrenos del que sería el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que será sustituido por una de las reservas naturales más grandes del continente y donde se podrán hacer caminatas, carreras, rodadas, espectáculos y cine al aire libre.

Estas son sus características generales y su importancia histórica en el desarrollo del Valle de México.

El lago de Texcoco alguna vez fue el principal cuerpo de agua de la cuenca del Valle de México. En él descargaban sus aguas los ríos formados en la región oriente. Esta zona lacustre tuvo sus primeros pobladores hace más de 25 mil años, de acuerdo con la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

La ciudad de Tenochtitlan fue construida en un islote dentro del lago de Texcoco, como punto culminante de la peregrinación de los aztecas desde el occidente del país. La ciudad debía ser fundada donde los mexicas vieran un águila parada sobre un nopal devorando una serpiente. Se cree que la peregrinación se dio entre los años 1150 y 1300. Finalmente, el designio se cumplió en 1325.

El lago de Texcoco era muy extenso pero su agua no era potable, por su salinidad y porque acumulaba los sedimentos de otros lagos más elevados. Cuando los márgenes del cuerpo de agua se retraían quedaban expuestas las sales; estas fueron utilizadas por algunas poblaciones prehispánicas para curtir pieles, fijar colorantes y hasta limpiarse los dientes. En el lago se producía el tequesquite, una sal gruesa que todavía se emplea en la gastronomía tradicional mexicana.

En la época prehispánica, algunas partes del lago tenían una profundidad de hasta 11 metros. Pero para 1800 era de cuatro o cinco metros. En 1878, el lago tenía una extensión aproximada de 25 mil 839 hectáreas y hacia 1906, su tamaño se redujo a siete mil 544 hectáreas.

El desarrollo urbano de la Ciudad de México se encuentra históricamente unido a la desecación del lago de Texcoco. A inicios del siglo XIX la ciudad abarcaba unas mil hectáreas, y para principios del siglo XX su territorio se duplicó a dos mil 700 hectáreas.

La desecación del lago se debe a distintas obras hidráulicas realizadas en diferentes momentos de la historia de la capital del país, con el propósito de evitar las inundaciones. Mientras que para finales del siglo XIX la ciudad expelía un olor desagradable a causa de que el vaso del lago de Texcoco era usado como depósito de aguas negras.

Tras la desecación del lago el paisaje de la zona oriente del Valle de México se volvió desértico. El actual Bosque de Aragón, por ejemplo, se originó como un vivero que tenía el propósito de reforestar la región durante el porfiriato.

Actualmente, el vaso del lago solo tiene agua en época de lluvias. Durante el resto del año es un terreno pantanoso y en otras partes, se encontraba lleno de montículos de arena con sales alcalinas, en un área de unas diez mil hectáreas.

Según la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (WHSRN, por sus siglas en inglés), la zona del lago de Texcoco recibe anualmente en promedio 150 mil aves migratorias, de unas 182 especies.

El proyecto para recuperarlo consta de 12 mil 200 hectáreas, es decir, unas 15 veces la superficie que abarca el actual Bosque de Chapultepec. Sin embargo, equivale a solo 5 por ciento del área metropolitana de la Ciudad de México. De este espacio, cuatro mil 800 hectáreas estarían abiertas al público. Contará con zonas de restauración ecológica y de refugio para proteger especies acuáticas.

A partir de 2021 se harán actividades para todo público los domingos, en el área bardeada al norte de la Autopista Peñón-Texcoco. Como ya hemos señalado, se podrán efectuar, paseos en bici, caminatas y conciertos, por mencionar algunos eventos. También habrá equipamiento deportivo de manera permanente.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO