Desarrollo Urbano

Existen unos 800 anuncios envolventes prohibidos en edificios de CDMX

Representan un peligro de protección civil para los ocupantes de los inmuebles porque dificultaría la evacuación de los mismos si se presentara una emergencia como un incendio

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 27 de octubre de 2020.— En la Ciudad de México muchos anuncios publicitarios prohibidos por la ley han tenido más notoriedad, incluso aquellos que ya habían sido controlados, regulados y desaparecidos en la administración de Miguel Ángel Mancera por ser un riesgo de proyección civil, como lo son los envolventes, que se estima que existen alrededor de 800 anuncios alrededor de la urbe.

Aunque el artículo 13, fracción VI, de la Ley de Publicidad Exterior del Distrito Federal prohíbe la colocación de lonas envolventes en edificios de propaganda comercial e institucional, se ha vuelto una práctica común, muchos de ellos se encuentran en la zona de Polanco, particularmente en Presidente Masaryk, así como en las avenidas Benjamín Franklin y Patriotismo, en la colonia Condesa.

“La colocación de este tipo de publicidad en edificios es alarmante por el tema de protección civil ya que representa un riesgo latente para las personas que habitan o se encuentran en los inmuebles. Por ejemplo, en cualquier situación de emergencia como al presentarse algún incendio, el fuego podría extenderse de forma rápida a todos los niveles y dificultaría la evacuación de los ocupantes del edificio”, dijo Jorge Carlos Negrete, presidente de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano (FRRPU).

Negrete Vázquez exhortó a las autoridades de las alcaldías y gobierno local atender esta problemática porque pone en peligro muchas vidas al permitir la colocación de estos anuncios que además están prohibidos y que se sancione tanto a las empresas de publicidad exterior por violar la legislación como a los contratantes que se anuncian y a los dueños de los inmuebles al consentir este tipo de actos.

Además, agregó que las multas que deben pagar las empresas publicitarias y los dueños de los edificios que permiten que coloquen este tipo de lonas puede ascender hasta un millón de pesos, así como el retiro del anuncio envolvente debe ser costeado por los publicistas, el encargado de la edificación y el anunciante que hizo la contratación.

Para más información y denuncias en este enlace.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO