Desarrollo Urbano

Desarrolladores muestran propuesta conjunta para movilidad sustentable

Quiero Casa convocó a distintos expertos para presentar soluciones enfocadas en mejorar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad con desarrollos que faciliten viajes más eficientes y amigables con el ambiente

José Luis Martínez

Ciudad de México, 7 de febrero de 2020.— Este jueves se realzó el Foro “Sector de la Construcción a Favor de la Movilidad Sustentable en la Ciudad de México” convocado por Quiero Casa, donde especialistas inmobiliarios y de desarrollo urbano hablaron del futuro de la vivienda y la movilidad sustentable para urbes como la Ciudad de México y cómo se deben realizar proyectos para impulsar la transformación de ciudades con infraestructura suficiente para mejorar la calidad de vida de sus habitantes y cuidar el medio ambiente.

De acuerdo con el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), conforme más autos se incorporan a las calles de las ciudades, la movilidad de las personas disminuye marginalmente y los costos aumentan. Por ejemplo, en la Ciudad de México, la mitad de las personas que trabajan pasan en promedio tres horas al día en traslados y el 5.3 por ciento de estos viajes duran más de dos horas.

Gonzalo Peón, director adjunto para México del ITDP, reconoció la labor de desarrolladoras como Quiero Casa para ofrecer vivienda cercana a las fuentes de trabajo y de transporte. Esto reduce hasta en 20 por ciento los gastos de una familia promedio, disminuye los tiempos de traslado y permite canalizarlos a otras tareas productivas.

Por su parte, Mateo Turanzas, director de Marketing de la desarrolladora, explicó el desarrollo de un proyecto piloto en la colonia Cuauhtémoc en el que se instalaron espacios para recarga de scooters o bicicletas eléctricas porque los vecinos de esta zona tienen la facilidad de viajar a sus trabajos en trayectos cortos, en los que podrían omitir el uso del automóvil.

Esta alternativa permite reducir el congestionamiento vial en zonas céntricas de la ciudad, pues en promedio los automovilistas pasan hasta 227 horas al año si tomamos en cuenta los 230 días laborables.

También se realizó un análisis sobre cómo se realizó la intervención en avenida Hidalgo, en el centro de la ciudad, realizada por CoRe Foro Urbano para facilitar el movimiento peatonal y hacerlo más seguro ya que la vialidad era complicada para circular a pie y desincentivaba a los peatones a trasladarse de esta forma.

Entre las obras realizadas, se aumentó el tamaño de la banqueta norte a diez metros de ancho en promedio; fue intervenida de forma integral la infraestructura vial, con nuevos cruces peatonales, señalamientos y semáforos. Además se reconfiguró el tránsito vial con un solo sentido para los autos de Eje Central a Eje 1 Guerrero y se consolidó un carril compartido de tránsito calmado, entre otras obras.

Precisamente la ubicación de las viviendas es un factor determinante para mejorar la calidad de vida, señaló David Hoffs, director de Estrategia de Quiero Casa, quien además indicó que cada uno de los proyectos de Quiero Casa, en función de su localización, disminuye en promedio 20 por ciento por abajo de la línea base de emisiones, según la calculadora del Centro Mario Molina.

“No solo hay que preguntarnos si primero hay que planear y luego desarrollar”, agregó, “una ciudad con el tamaño de esta puede hacer estas acciones de manera paralela. Pero necesitamos que los incentivos que ofrece el gobierno capitalino para desarrollar ciertas obras queden etiquetados para que al desarrollar, se pueda mejorar la infraestructura urbana de esta misma zona y no que se apliquen a 20 kilómetros, donde los vecinos ya no los perciben. Esto genera molestias.”

Ideas como esta, destacó Gonzalo Peón, director del Programa México del ITDP, permitirían tener ciudades como las que planea Singapur, donde todo está a 45 minutos para todos, así se democratiza una ciudad y se detiene la mancha urbana y como ejemplo opuesto explicó que casi el 40 por ciento de las viviendas que se edificaron en el municipio de Zumpango, Estado de México, están deshabitadas debido a la distancia que tiene de la zona de oficinas en la ciudad.

“Esto provoca desigualdad. Ejemplos menos graves se encuentran en otras zonas periféricas de la ciudad, no tan alejadas, como las alcaldías de Iztacalco, Iztapalapa, Tláhuac o Xochimilco, donde falta muchísima infraestructura urbana y los habitantes pierden mucho tiempo en trasladarse y padecen otros problemas, que si contaran con todas las alternativas de movilidad que ya tiene el centro de la ciudad”, finalizó.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO