Desarrollo Urbano

Cerca del 41 % del territorio nacional, expuesto desastres naturales: AMIS

En contraste, solo 6.5 % de los hogares en el país están asegurados

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 26 de junio de 2020.— La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) señaló que alrededor del 41 por ciento del territorio nacional está expuesto a desastres naturales, esto quiere decir que el 31 por ciento de la población total corre el riesgo de sufrir algún daño físico o en su patrimonio.

“El país cuenta con una alta exposición a riesgos ya sea por sismos, tsunamis, huracanes, lluvias, incendios, fenómenos meteorológicos y robo a casa-habitación, por lo que es fundamental sensibilizar a individuos y empresas acerca de la importancia de tener un plan de prevención y recuperación, así como un seguro de hogar”, dijo Nicholas Deakin, director de Ingeniería de Riesgos de la aseguradora Zurich México.

Por ello, recomiendan a la población construir un hogar resiliente frente a futuros sucesos sismológicos:

  • Armar un plan y kit de emergencia familiar. Es importante que todos los miembros de la familia sepan cómo actuar ante una eventualidad, por eso es necesario que todos colaboren en la creación del plan y que alguno de los familiares esté capacitado en primeros auxilios. Es importante tener en un lugar accesible un kit de seguridad con documentos oficiales y herramientas útiles durante la emergencia como lámpara, pilas, pila recargable para celular, agua, entre otros.
  • Identificar las zonas de seguridad en tu hogar. Previo a un sismo, es importante conocer los puntos de menor riesgo, los cuales deben estar alejados de vidrios y cualquier objeto que pueda caer sobre una persona y provocar daños. Al identificar las zonas de seguridad, las personas podrán ponerse a salvo con mayor rapidez al momento de un sismo. En el caso de los edificios habitacionales, identificar si es mejor subir o bajar al momento del sismo (dependiendo del piso en el que se encuentre la persona).
  • Realizar simulacros de manera periódica con los vecinos. Este ejercicio ayudará a localizar fácilmente las zonas de seguridad y rutas de evacuación más próximas, además de evaluar las diferentes reacciones de los miembros de familia.
  • Revisar las instalaciones de gas y de luz. Las conexiones de gas deben ser flexibles para brindar mayor protección y evitar fugas de gas. En caso de tener un boiler o tanque de gas es importante que estén asegurados (lo más recomendable es anclarlos a la pared).
  • Fijar muebles pesados y objetos que puedan caerse. Es importante acomodar los muebles de forma que durante el sismo no bloqueen las rutas de evacuación; esto incluye espejos, cuadros o macetas que estén colocadas en balcones y puedan caer sobre alguien.
  • Familiarizarse con los sistemas de alerta temprana. Algunas regiones del país cuentan con alerta sísmica que puede —en muchos casos— brindar algunos segundos de aviso ante la inminente llegada de un sismo, facilitando una evacuación oportuna.
  • Recuerda a las mascotas. Es importante que todos los animales de compañía porten una placa de identificación, aun cuando no salgan del hogar (en caso de gatos, por ejemplo). Es importante tener a mano transportadora y correas para llevar consigo a las mascotas. En caso de aves, dejar las jaulas abiertas.
  • Seguro de hogar. Cuidar tu patrimonio y tu familia con un seguro de hogar sin importar si son propietarios, arrendadores o arrendatarios ante un siniestro procurando que las coberturas abarquen sismos y riesgos hidrometeorológicos como tsunamis, huracanes, lluvias, daños a terceros o accidentes dentro de la misma propiedad, brindando protección incluso a trabajadores domésticos y mascotas.

De acuerdo con la AMIS, en México solo 6.5 por ciento de los hogares están asegurados. “Nos preocupamos por enseñar a nuestros clientes a crear resiliencia, entendida como aquellas acciones preventivas para mitigar riesgos, por eso es importante contar con un seguro de protección para el hogar, si bien los desastres naturales no se pueden evitar, sí se pueden tomar medidas preventivas para aminorar los daños económicos”, finalizó Deakin.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO