Contaminación

Usan ilegalmente infraestructura urbana para colocar publicidad ilegal

El gobierno de la Ciudad de México tiene la autoridad para cancelar estos permisos que se encuentran operando fuera de toda legalidad y beneficio público

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 30 de junio 2020.— La contaminación visual que provoca la saturación de la publicidad exterior es por los múltiples Permisos Administrativos Temporales Revocables (PATRS), que es la concesión de los espacios públicos a particulares, para que otorguen servicios públicos a cambio de ingresos por la publicidad que pueden colocar en ellos.

“Sin embargo, en lugar de hacer un bien social atentan contra la imagen urbana faltando a la Ley de Publicidad Exterior de la Ciudad de México, como lo hacen las empresas Impactos, Frecuencia y Cobertura en Medios, Ipkon y Publiprisma al colocar anuncios en bajopuentes o puentes peatonales, los cuales están prohibidos”, señaló el maestro Jorge Carlos Negrete Vázquez, presidente de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano (FRRPU).

“Las PATRS otorgadas para colocar anuncios publicitarios tienen un beneficio para la sociedad. Pero existen varias cláusulas que deben acatarse como el del mobiliario a colocar deberá cumplir con varias características como una función social, por ejemplo: los espacios para sentarse a esperar el transporte, el techo para evitar el sol y la lluvia, la colocación de estaciones de carga de celulares y de nodos de wifi, etc.”, puntualizó el experto.

Pero en el caso de la PATRS concedidas que permiten la colocación de publicidad en bajopuentes, puentes peatonales o los de las columnas en Periférico aparte de no beneficiar a la sociedad se está faltando a la Ley de Publicidad Exterior de la Ciudad de México, indicó.

A la empresa Impactos, Frecuencia y Cobertura en Medios, SA de CV, se le otorgó un PATR en el expediente 2017/016-10/0/1 para el uso y aprovechamiento del paso vehicular deprimido en calzada Zaragoza y Viaducto Miguel Alemán por diez años a partir del 14 de marzo de 2017, a cambio de 38 mil 137 pesos mensuales, pudiendo la empresa comercializar 430 metros cuadrados para publicidad.

Este permiso fue “modificado” para que se ampliara a ocho pasos a desnivel que son Congreso de la Unión esquina Río Consulado, Fray Servando y San Antonio Abad, Circuito Interior y Bahía de la Ascensión, Circuito Interior y Gutenberg, Chapultepec e Insurgentes, avenida del Taller y San Antonio Abad, Circuito Interior Río Mixcoac e Insurgentes. La modificación se realizó el 31 de mayo de 2017 y consiste en permitir el uso y explotación de esos espacios por la suma de 458 mil 457 pesos mensuales.

“Sin embargo, la publicidad en bajopuentes está prohibida en la ley, y a pesar de eso, se les renta el espacio a estas empresas para que violando la ley exploten el espacio público y aunque el monto de renta es elevado, se utilizan cinco mil metros cuadrados. Por cada metro pagan poco más de 91 pesos y la empresa vende el mismo espacio por alrededor de dos mil. Además, el PATR no señala que se puedan colocar pantallas electrónicas”, denuncia el presidente de la FRRPU.

El PATRS emitido a favor de Ipkon, SA de CV, expediente 2011/085-10/0/2, para la explotación de 102 túneles para la colocación de publicidad en vinil autoadherible, por diez años a partir del 11 de noviembre de 2011 por lo que deben pagar poco menos de ocho millones de pesos mensuales, que representa, considerando que se les otorgan 37 mil metros cuadrados para publicidad, poco más de 216 pesos por metro, vendiéndolo ellos en más de dos mil pesos por metro.

Con la particularidad de que el pago es en especie, se paga de la siguiente forma:

  • Mantenimiento, conservación, equipamiento, limpieza y alumbrado de los 102 túneles, así como de sus áreas públicas (mantenimiento menor)
  • Mantenimiento, conservación, equipamiento, limpieza y alumbrado de la Plaza Garibaldi
  • 20 por ciento de espacio publicitario a favor del gobierno para difusión de programas de comunicación social
  • Retiro de 209 espectaculares

Esto es, la ciudad no recibe nada económicamente, se “ahorra” mantenimiento a cambio de que la empresa vende en diez veces lo que “paga” por el uso del espacio.

El PATR a favor de Publiprisma, SA de CV, expediente 2012/044-10/0/2, para la explotación de 100 puentes peatonales en vía pública por los que debe pagar anualmente 16 millones 707 mil 313 pesos por diez años desde el 1 de noviembre de 2012.

“Todos estos PATRS y otros más otorgados antes se pueden cancelar, extinguir o revocar en cualquier momento, por cualquier causa que haga, a juicio de la autoridad, imposible o inconveniente su continuidad, también por incumplimiento del permisionario, por realizar obras, trabajos o instalaciones no autorizadas; como la colocación de luz y sonido en anuncios en bajopuentes, la perforación de los espacios, la colocación de publicidad volumétrica, etc., que infortunadamente es una realidad de la vida diaria”, finalizó el experto.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO