publicidad-ilegal01
Contaminación

Sin control, prolifera la publicidad exterior ilegal en la CDMX

Además, hay 2 mil anuncios espectaculares en azoteas de inmuebles que deben ser retirados porque estas construcciones no están habilitadas

José Luis Martínez

En la Ciudad de México hay alrededor de nueve mil anuncios espectaculares, de los cuales más de la mitad no cumple con los lineamientos que establece la Ley de Publicidad Exterior, denunció Jorge Carlos Negrete, presidente de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano (FRRPU), quien además denunció que la administración que encabezó Miguel Ángel Mancera hizo caso omiso a todas estas violaciones y no cobró lo debido por la renta de estos espacios a particulares.

Por ello, invitó a la próxima jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, a tener un acercamiento para plantearle la situación en la que se encuentra la publicidad exterior de la entidad y comenzar una regulación ordenada de los espacios publicitarios.

“De acuerdo con las autoridades, hay tres mil 600 registrados en un padrón de anuncios espectaculares que se van a reordenar, pero tenemos ubicados otros cinco mil 400 que son absolutamente ilegales”, aseguró. Además, hay dos mil anuncios espectaculares en azoteas de inmuebles que deben ser retirados porque estas construcciones no están habilitadas para sostener este peso extra y son un peligro para la ciudadanía.

“Al año se caen entre 18 y 20 de estas estructuras en todo el país, no solo por las lluvias, sino también por los fuertes vientos y siempre que caen, causan daños”, denunció.

publicidad-ilegal

“Además, la publicidad exterior está cambiando al uso de pantallas con iluminación que generan otro problema: están encendidas todo el día y perturban el descanso de la gente que vive en los alrededores. Esto es un problema de contaminación visual que aumenta el estrés y distrae a los conductores de vehículos.”

De acuerdo con datos de la Fundación, durante la administración de Miguel Ángel Mancera la publicidad irregular creció 902 por ciento de vallas y 50 por ciento de espectaculares, mientras que en la proliferación de espectaculares hubo un crecimiento de 25 por ciento.

“La saturación bestial de publicidad en la Ciudad de México en vez de ir disminuyendo va aumentando y eso ha ocurrido en gran manera por la confabulación de las empresas de publicidad exterior con las autoridades de la CDMX”, denunció.

Además, explicó que el gobierno de la ciudad solo ha recibido un 10 por ciento del monto que debería de cobrar por la renta de espacios. “Solo por las vallas publicitarias, el gobierno debería recibir 203 millones de pesos y solo ha cobrado 20 millones. Hay empresas que pagan, otras que pagan en especie y otras que no pagan.”

Entre los pagos en especie, el experto indicó que muchos de estos emolumentos son solo por el mantenimiento del espacio donde están colocados, pero que no ofrecen ningún beneficio a la población, por lo que deberían ser liberados para devolver espacio público a la población.

Finalmente, propuso al gobierno que encabezará Claudia Sheinbaum que establezca un órgano único encargado de autorizar los permisos porque está laxitud en autorizaciones que pueden dar más de cuatro dependencias perjudican en la salud de los capitalinos y en el paisaje urbano, en lugar de los múltiples órganos que autorizan actualmente como la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) y, con la promulgación de la Constitución de la Ciudad, cada una de las alcaldías.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO