Faltan estrategias para frenar contaminación en 70% de los ríos del país

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Print this page

Teorema Ambiental/Redacción

rios-contaminadosEn México, el 70% de los cuerpos de agua, según Greenpeace, están contaminados y no existen políticas claras para frenar el deterioro de los principales suministros de agua a la población.

Eso ha hecho que la disponibilidad de líquido para consumo humano siga siendo cada vez más difícil. Hace 50 años (de acuerdo a la ONG) cada mexicano tenía acceso hasta 11 mil 500 metros cúbicos de agua al año. A la fecha, esa disponibilidad se ha reducido en menos de 4 mil 263 metros cúbicos anuales por persona.

No es que haya menos agua, sino que la mayor parte se encuentra contaminada. Las tres principales causas de contaminación son los desechos industriales, las aguas de drenaje y los escurrimientos de basureros municipales, en donde los principales afectados son los ríos.

De acuerdo a una investigación de Reporte Índigo, La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) recientemente recomendó a los gobiernos de Puebla y Tlaxcala prevenir las emisiones de contaminantes sobre los ríos Atoyac y Xochiac, entre los más afectados por la industria en México.

En 2010, esta misma dependencia ya había recomendado al gobierno de Jalisco acciones urgentes para frenar la contaminación del Río Lerma-Santiago, que recibe la mayor descarga de aguas residuales desde que nace en el Estado de México.

A la fecha, la CNDH interviene en por lo menos 14 casos que tienen que ver con cuerpos de agua que son contaminados principalmente por la industria y descargas de drenajes públicos.

Dichos casos son los afluentes Atoyac y Xochiac, en Puebla y Tlaxcala; Lerma en Estado de México, Querétaro, Guanajuato, Michoacán y Jalisco; Turbio y Temascatio, en Guanajuato; Santiago en Aguascalientes, Jalisco, Zacatecas y Nayarit; Blanco, en Veracruz; Sabinas, en Coahuila, y Cutzamala, en Estado de México y Michoacán.

De acuerdo al último informe de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en base a denuncias de los pobladores se han realizado 2 mil 382 visitas de supervisión para conocer las fuentes contaminantes e iniciar el proceso administrativo correspondiente. De estas, el 97.4 por ciento de ellas fueron clasificadas como ‘sin irregularidades’ o ‘irregularidades leves’, por lo que se permitió que continuaran las fuentes contaminantes.

En este sentido, el río Lerma es el más vigilado por la Profepa, pero es donde menos sanciones se han impuesto desde el 2015. Sobre este río ninguna comisión estatal de derechos humanos, en el Estado de México, Querétaro, Michoacán Guanajuato o Jalisco, ha emitido alguna recomendación para frenar su degradación.

De acuerdo a Greenpeace, este es uno de los afluentes más contaminados del país, en donde contribuyen las más de 563 empresas instaladas en la zona industrial de Toluca, y las casi 200 granjas porcícolas de Michoacán, Guanajuato y Jalisco, que emiten sus aguas residuales sobre el cauce.

El investigador Fernando Tejeda Alvarado, presidente de la Organización Especial de Investigaciones (OEI) en Michoacán, estima que algunas industrias depositan allí altos contenidos de mercurio, plomo, sulfuro y arsénico.

Aun así, de las mil 171 visitas de supervisión que ha realizado la Profepa sobre todo el trayecto de este río, solo en 11 casos se han clausurado empresas en forma parcial y temporalmente, en ocho se ha llegado a la clausura total temporal, en 719 supervisiones solo hubo observaciones para las fuentes contaminantes, y en 433 casos se concluyó que no existía fuente de contaminación alguna.

Mientras que los altos índices de contaminación de los ríos Atoyac y Xochiac han ocasionado que este afluente ya no abastezca de agua a la población, pero sí sea una fuente de contaminación y causante de un en el alza en el índice de cáncer y enfermedades de la piel y de las vías respiratorias.

En 2015, la Profepa emitió dos recomendaciones colectivas a los gobiernos estatales y 22 municipales de Puebla y Tlaxcala. Pero las empresas contaminantes solo fueron multadas, pero no obligadas al tratamiento de las aguas residuales, antes de verterlas al río.

  • Etiquetas

  • www.teorema.com.mx/contaminacion_/faltan-estrategias-para-frenar-contaminacion-en-70-de-los-rios-del-pais/