Contaminación

Estudian efectos nocivos de contaminación del aire al sistema nervioso

La exposición constante a esas partículas desencadena una cascada de muerte neuronal, característica de las enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer

Teorema Ambiental/Redacción

Si bien está comprobado científicamente que las partículas contaminantes en el aire afectan las vías respiratorias y el sistema cardiovascular, una nueva investigación realizada por el Departamento de Toxicología del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) arrojó que estos contaminantes también afectan la capacidad del sistema nervioso en sus funciones cognitivas, principalmente en niños y adolescentes.

El estudio revisó la relación entre contaminantes y las alteraciones e incluso la muerte de células gliales, que participan de manera importante en el ciclo de la plasticidad neuronal, el aprendizaje y la memoria, así como en el metabolismo de la glucosa, necesaria para la transmisión sináptica neuronal.

Arturo Ortega Soto, líder de la investigación, indicó que hay evidencias claras de que las partículas finas y ultrafinas se acumulan en el organismo y es muy difícil deshacerse de ellas, lo cual implica un alto riesgo para el funcionamiento del cerebro.

“La exposición constante a esas partículas desencadena una cascada de muerte neuronal, característica de las enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer”, señaló.

Desde hace algunos años se estudió la posible correlación entre contaminación del aire y problemas de aprendizaje, por lo que esta investigación, que fue publicada en la revista especializada Neurotoxicity Research, se enfocó en indagar a nivel molecular, el efecto de las partículas en la salud mental.

“Encontramos que en grandes cantidades, las partículas contaminantes (nanopartículas de dióxido de silicio) matan a las células gliales, y en concentraciones mínimas generan afectaciones funcionales”, abundó el experto y refirió que la investigación confirmó que las partículas de dióxido de silicio interfieren con la traducción de proteínas que participan en la regulación de la transmisión glutamatérgica, lo que provoca problemas para aprender nuevas tareas.

Este estudio extiende los efectos nocivos de estos contaminantes, pues anteriormente los estudios solo se centraban en las alteraciones de los contaminantes sobre el sistema cardiovascular, y la imposibilidad de generar atletas de alto rendimiento en ciudades muy contaminadas.

Sin embargo, este estudio sugiere la presencia de alteraciones a nivel cognitivo que, al considerar que el desarrollo del sistema nervioso central termina a los 20 años, compromete seriamente la capacidad intelectual de la población joven expuesta.

La falta de desarrollo cognitivo óptimo compromete la salud mental de la población y por lo tanto el desarrollo y la competitividad de todo un país.

 

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO