Contaminación

Capa de ozono, en camino a su recuperación total: ONU

La más reciente Evaluación científica del agotamiento de la capa de ozono revela que este escudo protector del planeta se está recuperando a una tasa de 1 a 3 % por década

Teorema Ambiental/Redacción

La más reciente Evaluación científica del agotamiento de la capa de ozono revela que esta sigue en camino hacia su recuperación total y que las acciones para lograrlo, como parte del Protocolo de Montreal, suponen una enorme oportunidad para reducir el calentamiento global y aumentar la ambición de los compromisos climáticos.

El documento, que es la revisión cuatrienal realizada por el Panel de Evaluación Científica del Protocolo de Montreal, se presentó este lunes en Quito, Ecuador, durante la 30ª Reunión de las Partes de este acuerdo histórico que está entrando en su cuarta década.

Los hallazgos del informe confirman que las medidas adoptadas en virtud del tratado internacional han provocado disminuciones a largo plazo en la abundancia atmosférica de las sustancias controladas que agotan el ozono (SAO) y en la continua recuperación del ozono estratosférico.

La evidencia presentada por los autores muestra que en partes de la estratosfera la capa de ozono se ha recuperado a una tasa de 1-3 por ciento por década desde el año 2000. A las tasas proyectadas, el hemisferio norte y el ozono de latitud media se recuperarán completamente para la década de 2030, seguidos del hemisferio sur en la década de 2050 y las regiones polares en 2060. La capa de ozono protege la vida en la Tierra de los niveles dañinos de rayos ultravioleta provenientes del sol.

Estos pronósticos son una prueba más del éxito inspirador del tratado ambiental alcanzado en Montreal el 16 de septiembre de 1987 como parte del Convenio de Viena sobre la protección de la capa de ozono.

La evaluación científica también ofrece una visión del papel que debe tener el Protocolo en las próximas décadas.

capa-ozono

“El Protocolo de Montreal es uno de los acuerdos multilaterales más exitosos de la historia por una razón: su cuidadosa combinación entre ciencia y acción colaborativa establecida para sanar nuestra capa de ozono. Esa también es la razón por la cual la Enmienda de Kigali al Protocolo es tan prometedora para la acción climática en el futuro”, dijo Erik Solheim, director ejecutivo de ONU Medio Ambiente.

La Enmienda de Kigali, que entrará en vigor el 1 de enero de 2019, requiere que los países reduzcan la producción y el consumo proyectados de hidrofluorocarbonos (HFC) en más de 80 por ciento durante los próximos 30 años. La Enmienda ha sido ratificada hasta ahora por 58 Partes.

Los autores de la Evaluación concluyeron que es posible evitar hasta 0.5°C de calentamiento global este siglo mediante la implementación de la Enmienda de Kigali, lo cual reafirma su importancia crucial en los esfuerzos por mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2°C.

“Los resultados de la evaluación resaltan la importancia de un monitoreo continuo a largo plazo de los HFC en la atmósfera a medida que la Enmienda de Kigali comienza a afianzarse”, dijo David Fahey, copresidente del Panel de Evaluación Científica del Protocolo de Montreal y científico del Laboratorio de Investigación del Sistema Tierra en la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos.

El cumplimiento total de la Enmienda reduciría el calentamiento global causado por los HFC en aproximadamente 50 por ciento entre la actualidad y el año 2050, en comparación con un escenario sin controles de HFC.

“Las emisiones de dióxido de carbono siguen siendo, por mucho, los gases de efecto invernadero que impulsan más el calentamiento global. Pero también podemos ayudar a enfrentar el cambio climático al reducir otros gases, incluidos los HFC. Cada contribución es importante”, dijo el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Petteri Taalas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO