Colaboraciones

Siete actualizaciones de ISO 14001

Por Luis Cerecedo*

actuali-isoCiudad de México.— De acuerdo con cifras de la Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés), el 75 por ciento de las empresas mejoraron su desempeño ambiental con la aplicación de la norma ISO 14001. Cabe destacar que el estándar ha sido diseñado para adaptarse a las necesidades de todo tipo y tamaño de empresas, como las del sector servicios y las Pymes, ya que la aplicación de sus requisitos permite generar conciencia en los procesos respetuosos con el medio ambiente.

Esta norma fue modificada, principalmente para estar alineada a la llamada Estructura de Alto Nivel (HSL, por sus siglas en inglés), con el fin de armonizar su estructura con la de otros sistemas de gestión y facilitar su integración.

Tomando como referencia la fecha oficial de publicación el 15 de septiembre de 2015 de ISO 14001:2015, se estableció un periodo de transición de tres años contados a partir de dicha fecha. De esta forma, aquellas organizaciones que están certificadas bajo la norma ISO 14001:2004 tendrán como plazo para hacer la actualización de su certificado el 14 de septiembre de 2018. En este sentido, es pertinente señalar que a partir del 15 de marzo de 2017 (18 meses después de publicada la norma), solo se podrán procesar certificaciones iniciales contra la versión 2015.

Principales actualizaciones

Los cambios más importantes referentes a algunos capítulos de la norma, se orientan a actualizaciones en estos rubros: contexto de la organización, liderazgo, planeación, soporte, operación y evaluación del desempeño de la empresa.

1. Contexto de la organización

Se enfoca en considerar las necesidades y expectativas de las partes interesadas, como un elemento esencial para determinar los objetivos de las organizaciones.

2. Liderazgo

La alta dirección tiene mayor responsabilidad en la eficacia del sistema de gestión y la integración de la gestión ambiental en procesos del negocio; en este sentido, ya no es necesario asignar un representante de la dirección para el sistema de gestión ambiental, sin embargo, las obligaciones y competencias correspondientes deben garantizarse dentro de la organización.

3. Planificación

El proceso de planificación de la gestión ambiental ha sufrido una reestructura y debe considerarse para el futuro. Los impactos ambientales, tanto positivos como negativos sobre las actividades, productos y servicios deben verse desde una perspectiva de ciclo de vida, tomando en cuenta, además de aspectos ambientales significativos, los compromisos correspondientes (legales específicos del cliente), así como los riesgos asociados con los posibles peligros y oportunidades.

4. Soporte

Los compromisos con respecto a la protección del medio ambiente, deben considerarse más en términos de comunicación. Con respecto a los documentos y registros, solo el término información documentada se utilizará en el futuro.

5. Funcionamiento

La programación y el control operacional deberían prestar más atención a los procesos subcontratados, incluyendo los impactos ambientales de los productos y servicios hasta el final de su utilización.

6. Evaluación del desempeño

Con base en una evaluación ambiental más completa, se espera que la valoración del desempeño ambiental sea más estricta y se realice tan pronto como se establezcan los objetivos ambientales. Se pueden tomar como apoyo las directrices de la ISO 14031 (Gestión ambiental, Evaluación del Desempeño Ambiental), para definir el enfoque de una organización con respecto a la evaluación de su desempeño ambiental, incluyendo sus compromisos al cumplimiento de los requisitos legales, la prevención de la contaminación y la mejora continua.

7. Mejora

La corrección de las no conformidades, así como el proceso de mejora continua, ahora se centran más en los entornos de la organización y la mejora del desempeño ambiental.

¿Y tú, ya estás certificado?

Aproximadamente 250 mil empresas en todo el mundo están certificadas de acuerdo con los requerimientos de este estándar, por lo que existen recomendaciones que facilitan a todo tipo de organización, su cumplimiento de acuerdo con la nueva versión de la norma.

Las empresas que ya están inmersas en el proceso de certificación todavía pueden recibir su certificado contra la versión 2004 y posteriormente hacer la actualización hacia la versión 2015, conforme a la fecha límite establecida en párrafos anteriores.

Para las empresas ya certificadas recomendamos lo siguiente:

• Hacer un análisis GAP o auditoría preliminar e identificar los cambios necesarios en la organización, así como revisar si es necesaria capacitación o temas relacionados con cambios o adecuaciones a la documentación del sistema de gestión.

• Intensificar inmediatamente la consideración de los impactos ambientales de la cadena de valor de sus productos, procesos y servicios, por ejemplo, en relación con la materia prima, proveedores, uso de los clientes, gestión de residuos.

La calidad que tiene beneficios

Dentro de los beneficios que se adquieren al adoptar la nueva versión de la ISO 14001 están:

• Demostrar el cumplimiento de los requisitos legales y reglamentarios actuales y futuras.

• Aumentar la participación de liderazgo y compromiso de los empleados.

• Mejorar la reputación de la empresa y la confianza de las partes interesadas a través de la comunicación efectiva.
• Lograr objetivos estratégicos de negocio mediante la incorporación de las cuestiones medioambientales en la gestión empresarial

• Proporcionar una ventaja competitiva y financiera a través de una mayor eficiencia y reducción de costos.

• Fomentar un mejor rendimiento ambiental de los proveedores mediante su integración en los sistemas de negocio de la organización.

Sin duda, más allá de una evolución, las actualizaciones a la ISO 14001, representan una oportunidad para un mundo de empresas, principalmente Pymes, interesadas en hacer eficiente la sustentabilidad y reducir su impacto en nuestro medio ambiente, yendo de la mano con el cumplimiento de estándares internacionales.

* Director de Operación de Sistemas de Gestión, TÜV Rheinland México

Fuente: Teorema Ambiental

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO