Ciencia y tecnología

Xiaomi, un celular con celdas solares, amigable con el ambiente

La compañía registró a finales de julio la patente de un celular que cargará su batería con celdas solares localizadas en la parte trasera del dispositivo

Teorema Ambiental/Redacción

La empresa china de tecnología, Xiaomi, se ha propuesto crear un dispositivo que no requiera de un cargador para alimentarse de energía.

De acuerdo con la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual (World Intellectual Property Office o WIPO), la compañía registró a finales de julio la patente de un celular que cargará su batería con celdas solares localizadas en la parte trasera del dispositivo.

El registro incluye el diseño del smartphone y muestra una serie de paneles solares delgados que no ocupa espacio adicional. Además de que la cámara frontal se mostrará desde el display, una tecnología que tiene algunos meses en el mercado.

No se sabe si el diseño tiene el suficiente desarrollo para salir al mercado, pero es un primer intento por dar este salto.

Previamente la empresa ya había diseñado un aparato capaz de competir con los modelos más desarrollados en la actualidad como el iPhone X y Samsung Galaxy s10, que son los más costosos en el mercado, pero con un precio que es hasta 50 por ciento menor.

Se llama Xiaomi Mi 9T y es un teléfono de gama media-alta con características como pantalla FullHD de 6.3 pulgadas que casi no cuenta con marco.

Su cámara frontal está escondida en la parte superior y solo sale cuando activas la cámara para selfies que tiene una resolución de 20 megapixeles. La cámara trasera posee una impresionante resolución de 48 megapixeles y un par de sensores frontales de 13 y 8 megapixeles.

Cuenta con un procesador Snapdragon 730 de ocho núcleos, 6GB de RAM y tendrá desde 64 hasta 128 gigas de almacenamiento interno.

Si deseas adquirir la versión de 64 gigas necesitas 450 dólares, mientras que la versión de 128 costará cerca de 490 dólares; mientras que un iPhone X cuesta más de 790 dólares.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO