Ciencia y tecnología

Usan drones para proteger elefantes en Kenia desde el cielo

El Proyecto Mara Elephant ha ayudado a reducir la muerte ilegal de elefantes de 83 a 44%

Teorema Ambiental/Redacción

Massai Mara, Kenia, 9 de octubre de 2019.— La región de Massai Mara en el suroeste de Kenia tiene mil 510 kilómetros cuadrados de icónico paisaje africano. Se pueden encontrar leones, guepardos, ñus, cebras y elefantes, quienes son particularmente cuidados con el uso de tecnología de drones.

Un colmillo de un elefante adulto puede pesar fácilmente más de 40 kilogramos. Con la venta de marfil de elefante por hasta tres mil dólares por kilogramo en el mercado, estos animales son minas de oro para los cazadores furtivos. Los ingresos generados por la matanza de elefantes no solo son lucrativos para las personas, sino también para grupos que utilizan los ingresos para financiar actividades ilegales.

Se estima que más de 38 mil elefantes mueren cada año debido a la obtención de su marfil. Eso es aproximadamente un elefante cada 15 minutos. Pero no son solo los cazadores furtivos con los que deben lidiar los elefantes, sino también el conflicto humano, la pérdida de hábitat y el cambio climático agudizan una situación ya de por sí grave. Se estima que quedan en el planeta entre 450 mil y 700 mil elefantes africanos, por lo que muchos expertos coinciden en que podrían extinguirse en una década.

Por ello, organizaciones como el Proyecto Mara Elephant demuestran que todavía hay muchas razones para ser optimistas. Con sede en Nairobi, Kenia, este grupo de conservadores han utilizado todas las herramientas de punta para proteger a los elefantes salvajes en la región de Massai Mara.

Los drones son particularmente útiles para obtener una visión rápida y fiable desde el cielo para rastrear elefantes, localizar cazadores furtivos y evitar posibles conflictos antes de que ocurran.

Los trabajadores incluso han sido capaces de arrear a los elefantes con drones, ya que el ruido que estos dispositivos hacen es bastante similar al de un enjambre de abejas y estimula el movimiento evasivo. Desde que comenzó la organización, han detenido a más de 300 cazadores furtivos, incautado más de mil kilogramos de marfil y se ha ayudado a reducir el porcentaje de elefantes muertos ilegalmente de 83 a 44 por ciento.

El uso de drones ha sido de gran ayuda en este esfuerzo, y continuará siendo una herramienta indispensable en el objetivo de mantener a los elefantes de Mara vivos y en buenas condiciones.

Estos dispositivos ofrecen una forma confiable de lograr más con menos. Para los lugares donde los recursos son pocos y los problemas son muchos, es una señal alentadora.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO