Ciencia y tecnología

Urge unificar criterios sobre infraestructura hídrica en México: TNC

Más del 60 % de los acuíferos del país se encuentran sobreexplotados o sin disponibilidad de agua dulce

José Luis Martínez

En México existen 653 acuíferos subterráneos que abastecen de agua dulce a la población. Sin embargo, por el manejo irracional que se les ha dado, 61 por ciento de estas fuentes de agua se encuentran en riesgo (105 de ellos sufren sobreexplotación y 295 no tienen agua disponible). Además, para 2050 el 90 por ciento de la población vivirá en zonas urbanas, es decir, estará en espacios concentrados con alta demanda, que actualmente ya enfrentan problemas de estrés hídrico.

Sin embargo, hay esfuerzos aislados para el manejo de aguas residuales como la construcción del Túnel Emisor Oriente, que tardó 11 años y sirve, principalmente, para evitar inundaciones en el Valle de México, con un desalojo masivo de agua de lluvia, que podría ser tratada y reincorporada al acuífero para su reutilización.

Por ello, urge establecer estrategias para utilizar mucho más racionalmente el agua con la que se dispone y evitar la extracción excesiva del agua subterránea pues, además, es difícil predecir los efectos colaterales que provoca su uso irracional, como una menor amortiguación de los movimientos telúricos, como ocurrió en el terremoto del 19 de septiembre de 2017 en el Valle de México.

“El 70 por ciento del agua que consumimos proviene del agua subterránea”, explicó Hugo Contreras, director de Seguridad Hídrica para América Latina de la organización civil The Nature Conservancy (TNC), por lo que el papel de los bosques sanos es fundamental para el reabastecimiento de los mantos acuíferos que proveen de agua a las grandes ciudades.

Y agregó: “El tema de la disponibilidad de agua no solo es ambiental, ya que tres de cada cuatro empleos y más de la mitad de la fuerza laboral del mundo dependen de la disponibilidad de agua o de otros recursos naturales, por lo que las sequías o las inundaciones provocadas por el cambio climático podrían costar alrededor de 86 mil millones de dólares a todo el planeta para 2050.”

 

En México la situación comienza a ser alarmante, debido a que las ciudades que actualmente tienen estrés hídrico en sus acuíferos, apenas están en crecimiento, salvo metrópolis como la Ciudad de México o Monterrey que son casos excepcionalmente complejos. Además, a pesar de que el promedio nacional de disponibilidad de agua es bueno, el agua se concentra en Chiapas, Veracruz y Tabasco y el 60 por ciento del territorio es árido o semiárido, con escasa disponibilidad.

 

“Es importante que en México se establezcan nuevos mecanismos para manejar mejor el agua de que disponemos, por ejemplo, establecer tarifas más realistas del costo que implica abastecer a la Ciudad de México, para que la gente sea más consciente sobre su uso”, agregó el representante de TNC. “Actualmente es más barato tomar agua de la llave que beber agua tratada.”

Pero explicó: “no se trata de restringir el derecho humano de acceso al agua. Hay países en Latinoamérica que cobran lo que vale llevar agua a las ciudades y dan un subsidio a quienes realmente no pueden pagar el servicio. Pero no se trata de subsidiar a todos, porque no se valora.

“También es importante que se establezcan estrategias en conjunto para diseñar proyectos de agua efectivos y no esfuerzos aislados. Estos proyectos deben considerar a gobiernos, iniciativa privada, academia, sociedad civil y sociedad en general, para tomar las mejores decisiones con la mejor información científica disponible”, finalizó.

 

Reforestación inteligente

Por ello, para dar continuidad a proyectos inteligentes de recuperación y conservación de zonas boscosas de la Ciudad de México, Ecolab, líder mundial en tecnologías y servicios de agua, higiene y energía, TNC y Pronatura AC México realizarán una reforestación de diez mil metros cuadrados de espacio boscoso con mil 200 árboles en la zona del Ajusco, considerado un espacio clave para la recarga del acuífero del que se abastece el Valle de México.

“Necesitamos revertir la escasez de agua a través de la reforestación. Ahí es donde las acciones de Ecolab adquieren mayor relevancia, por ello elegimos esta zona de manera estratégica, un punto relevante para la recarga de acuíferos, además de ser la zona que se vio afectada por los incendios ocurridos a principio de año”, comentó Alejandro González, gerente de Comunicaciones y Responsabilidad Social de Ecolab.

La actividad de voluntariado en el que se espera la participación de 120 personas entre trabajadores de la empresa y sus familias, quienes serán guiados por personal de Pronatura para que los árboles tengan mayores posibilidades de sobrevivir.

“Esta reforestación con árboles nativos contribuirá a recuperar la cobertura forestal de la zona, con lo que se buscan múltiples beneficios, como captura de carbono, reducción de erosión y conservación de suelos, entre otros”, agregó Hugo Contreras. 

Para la elección de la zona que se reforestará, TNC analizó el lugar en el que se plantarán los árboles siguiendo protocolos que contribuirán a la mejora de la infiltración de agua y a regular los flujos de agua superficial.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO