Ciencia y tecnología

Se oponen astrónomos mexicanos a redefinición de planeta

Astrónomos mexicanos se pronunciaron en contra de la definición sobre lo que es un planeta, actualmente a debate en la reunión de la Unión Astronómica Internacional en Praga, República Checa, y expusieron lo que, a su juicio, tal concepto debe incluir.

Afirmaron que, si se atiende a dicha propuesta de definición internacional, Plutón y su luna, Caronte, serían casi del mismo tamaño y de las mismas características, por lo que ese satélite sería un planeta, al igual que Titán, luna de Saturno. Recordaron que de aprobarse la definición en Praga, la conformación del sistema solar que se les enseña a los niños en los libros de texto pasaría de nueve a 12 planetas, “aunque algunos de ellos no reúnen las características para ello”.

En conferencia de prensa, José Franco, director del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (IA-UNAM); Daniel Flores Gutiérrez, investigador de ese instituto, y Héctor Javier Durand Manterola, investigador del Instituto de Geofísica (IG) de esa casa de estudios, informaron que la discusión sobre lo que debe considerarse como planeta se remonta a por lo menos 11 años atrás, y que desde entonces se han descubierto casi 200 nuevos objetos tanto en el Cinturón de Kluivert como más allá aún, en la Nube de Oort, es decir, cuerpos exoplanetas o planetas extrasolares.

El Cinturón de Kluivert y la Nube de Oort están más allá de Plutón, y están constituidos por cuerpos sólidos y asteroides. Para los astrónomos, esos cuerpos recién descubiertos pueden denominarse también como cuerpos transneptunianos, por estar más allá de la órbita de Neptuno. Por otra parte, la Unión Astronómica Mundial está integrada por más de nueve mil especialistas de 66 países, incluido México, cuyo capítulo, por cierto, está presidido por el mismo José Franco.

Hasta hace 11 años, no había debate sobre lo que significaba la palabra planeta, ya que sólo se conocían los nueve originalmente incluidos en el sistema solar. Pero con el descubrimiento de otros cuerpos, se ha hecho necesaria una nueva definición, reconocieron, aunque coincidieron en que dicha definición “estará sujeta a debate por mucho tiempo”, explicó Daniel Flores.

La propuesta que se debate en Praga gira alrededor de tres ideas fundamentales: un cuerpo celeste que gira en torno de una estrella; que no sea satélite de ningún otro objeto, y que sea autogravitante, es decir, que tenga una masa suficientemente grande para que su campo gravitatorio lo amarre y lo mantenga en forma redonda, de simetría cuasi esférica, y con un diámetro mínimo de entre 700 y 800 kilómetros. Esta definición será sometida a votación mañana jueves en Praga.

Para José Franco, dicha definición debe incluir que esos objetos, para poder ser llamados planetas, deben presentar órbitas cuasi circulares, aunque reconoció que “no hay consenso”. Agregó que, de aprobarse la definición, no sólo Plutón sería considerado planeta, sino también su luna, Caronte.

Daniel Flores dijo no estar totalmente de acuerdo con la definición, sobre todo por el hecho de que un planeta deba ser el que gire en torno de una estrella. Así, señaló, Titán sería considerado como tal cuando sólo es una luna, inmensa si se quiere, de Saturno. Por lo pronto, los científicos se mantienen a la espera de lo que se decida en Praga.

Fuente: La Jornada

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO