Ciencia y tecnología

Rex a la vanguardia en sistemas de irrigación

El desarrollo de nuevas tecnologías de irrigación ha permitido mejorar la productividad en el campo y disminuir notoriamente los costos derivados del mantenimiento en el mismo.

Antaño, las tuberías de los sistemas de riego se fabricaban con fierro, el cual, además de ser sumamente pesado para desplazar, representaba serias desventajas ante el ataque de los ácidos empleados en los agroquímicos, los cuales a la larga tapaban los goteros para la descarga del agua en los cultivos.

Hoy se ha comprobado que el empleo de materiales plásticos ofrece notables ventajas en cuanto a maniobrabilidad y tiempo de vida. El plástico es más ligero que el fierro, por lo que facilita el desplazamiento de las tuberías de riego.

Además, en caso de realizar algún ajuste en la forma de los conductos, basta con aplicar un poco de calor y moldear la tubería. Pero la principal ventaja que ofrece el plástico respecto del fierro es que es inerte a la mayoría de los agroquímicos por lo que no desprende ácidos que bloqueen los conductos para el riego.

En entrevista con 2000Agro, Víctor Hugo Fernández, jefe de servicio técnico y desarrollo agrícola de Plásticos Rex, refirió las ventajas de utilizar plástico, en vez de fierro, en los sistemas de irrigación y añadió que su compañía emplea dos derivados del plástico en sus conductos: PVC, cuya instalación es subterránea, y el polietileno, que va encima del terreno.

Fernández sostuvo que en el área de la irrigación agrícola Plásticos Rex es pionero del riego por goteo en México. Las primeras instalaciones datan de 1969. La compañía, la cual pertenece a la división química de Celulosa y Derivados, SA (Grupo Cydsa)) se especializa en el riego presurizado, que consiste en conducir agua a presión por medio de sistemas cerrados.

Plásticos Rex actualmente opera con tres plantas ubicadas en la ciudad de México, Monterrey y Poncitlán, Jalisco. El responsable del desarrollo agrícola de la compañía afirmó que Rex trabaja en dos áreas comerciales: construcción y agrícola, y es precisamente esta última la que diseña, fabrica, instala y asesora la operación de sistemas de riego de cualquier nivel de tecnología:

1.– Entubados y compuertas: son sistemas de baja presión que reducen la pérdida por infiltración al eliminar los canales a cielo abierto hasta la parcela. Rex Irrigación ha instalado en decenas de miles de hectáreas de nuestro país este sistema bajo el esquema del programa de fertiirrigación.

2.– Aspersión: el riego por aspersión busca aplicar el agua en forma de lluvia sobre la planta. Existen diversos tipos de aspersores que varían según su tamaño y la forma de aplicar el agua. Los aspersores se utilizan en cultivos como las hortalizas donde la humedad no debe afectar al producto ya que puede propiciar enfermedades.

a) Aspersión portátil: se refiere a equipos que tienen la facilidad de desmontar la tubería regante y los aspersores de un lugar a otro. La tubería utilizada para estos sistemas puede ser de aluminio o un tipo de tubería de PVC que resiste la intemperie y es desmontable.

b) Aspersión fija: son equipos de aspersión con todos sus elementos permanentes sobre el campo. La experiencia de Rex Irrigación en plantaciones de plátano, nogal, pastizales, entre otros cultivos, es sumamente amplia. Los emisores utilizados en este tipo de riego garantizan una uniformidad muy alta en la aplicación del agua.

c) Cañón: son aspersores de gran tamaño que cubren diámetros mayores a 70 metros. Pueden moverse manual o mecánicamente. Los aspersores usados aseguran buena cobertura y uniformidad además de sencillez en el mantenimiento de los equipos.

d) Side roll: sistema de ruedas que le dan movilidad a la tubería regante, la que sirve como eje. Es un sistema limitado en su operación a terrenos muy regulares en su topografía, tendiendo a ser rectangulares. Además de ser ligero es resistente a los esfuerzos mecánicos que se ejercen principalmente en las ruedas.

e) Pivote central y avance frontal: se caracteriza por tener un sistema de torres y ruedas que transportan una línea móvil de tubería regante, su gama de cultivos es amplia. Cuenta con un mecanismo lock in line para mantener alineado el pivote durante la operación, que evita el colapso de la tubería debido al doblamiento provocado por bloqueos inesperados de alguna rueda.

El pivote central en el norte del país es muy utilizado en cultivos de papa, alfalfa, pastizales y caña. Su mecanismo opera con base en cálculos agronómicos que a cada vuelta del pivote central proporcionan el agua que requiere el cultivo.

3.– Microaspersión: aspersores muy pequeños que alcanzan un diámetro de los tres a los ocho metros y tratan de mojar únicamente la zona de raíces. En un árbol frutal la zona de raíces aproximadamente coincide con lo que es la sombra del árbol. Es un sistema que se caracteriza por aplicar el agua en un punto específico en forma de lluvia fina o de niebla, permite uniformidades de riego muy altas, es excelente para usarse en sistemas de fertiirrigación y también es usado para combate de heladas.

4.– Goteo: a diferencia de la microaspersión que presenta algunos índices de evaporación del agua a la atmósfera, este sistema permite la aplicación localizada y con alta frecuencia, ideal para cultivos en hilera (como la vid), recomendado en sistemas de fertiirrigación. Este sistema tiene la ventaja de que únicamente proporciona agua al cultivo, lo demás permanece seco por lo que permite, a la vez que se riega, cosechar y aplicar químicos. El riego no interfiere con el resto de las labores. Este tipo de sistemas alcanzan hasta el 95 por ciento de aprovechamiento del agua.

5.– Cinta: es un tipo de riego por goteo donde la línea regante es de uso anual o bianual (no permanente) donde las condiciones de manejo así lo requieren. Es muy común acompañarla con acolchados. Se utiliza en cultivos hortícolas como el tomate, piña, sandía y melón, cuyo ciclo es corto, y en los cuales se emplean muchos químicos que se sedimentan y obstruyen los goteros, los cuales hay que desechar porque pierden su uniformidad, factor que repercute directamente en el cultivo.

Este sistema ofrece como ventaja que la inversión inicial es considerablemente más baja que la de por goteo, lo que permite al agricultor recuperar más rápido parte de su inversión.

6.– Automatización: aunque no es un sistema de riego, la automatización permite programar la operación y racionalizar el uso del agua y químicos agrícolas. Este sistema es comúnmente utilizado en sistemas de riego localizado. Es posible lograr cualquier grado de automatización tanto en campo abierto como en invernaderos.

7.– Filtración: elemento indispensable del sistema de riego presurizado, sirve para depurar partículas del agua de riego; sólo deja pasar aquellas que por su tamaño no representan peligro para taponar los emisores.

Actualmente Plásticos Rex trabaja en el desarrollo de sistemas de riego por goteo donde las mangueras ya no son externas, es decir, no hay nada en la superficie, todo es por debajo de la tierra. Con esto, la eficiencia aumenta entre 96 y 97 por ciento, pues se reduce aún más el proceso de evaporación.

Al cambiar del sistema de irrigación tradicional a un sistema de riego tecnificado los beneficios son múltiples pues se obtienen productos (frutas, verduras, cereales) uniformes y de mayor calidad, como lo exigen los mercados de exportación. La producción aumenta entre 10 y 30 por ciento tan sólo por el cambio de sistema, concluyó Víctor Hugo Fernández.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO