Ciencia y tecnología

Plaguicidas tecnología de punta y aplicación responsable

La preocupación existente acerca de los eventuales daños que pueda generar el abuso de agroquímicos aunado a las cada vez más estrictas regulaciones internacionales, ha obligado a los fabricantes de plaguicidas a elevar los estándares de calidad y seguridad de sus productos, con la utilización de tecnología de punta como el denominado perfil ecotoxicológico.

Este proceso de investigación consiste en evaluar el potencial de la formulación con el fin de garantizar que no es dañina para el medio ambiente. Las características que deben tomarse en cuenta para que un producto salga a la venta son: seguridad para el aplicador; que no ocasione daño a la fauna benéfica; que no tenga efecto residual considerable en suelo o agua, y no dañe otras plantas o cultivos; estos aspectos permiten llegar a este competido y exigente mercado de plaguicidas.

En entrevista con Teorema, Óscar Liedo Granillo, investigador del área de la División Agrícola de Bayer de México, subrayó que esta compañía está comprometida con el cuidado del medio ambiente, por lo que a cada una de sus formulaciones la respaldan cuando menos cinco años de investigaciones lo cual implica fuertes inversiones financieras.

El problema que se ha suscitado en el campo, incluso de resistencia de sustancias, no es culpa de la empresa, la cual cubre una demanda de agroquímicos, dijo. Es imposible supervisar a cada productor para que aplique de forma correcta el producto, agregó.

Aseveró que en la etiqueta se especifican claramente las formas adecuadas para la utilización, las condiciones en las que se debe usar, dosis, cantidad de agua, así como el número y periodos de aplicación.

“No es posible afirmar que un producto es el mejor o es cien por ciento efectivo sin tener papeles que lo demuestren, ciertamente no hay uno solo que sea la panacea y que solucione todos los males. En México, por ejemplo, en las diversas regiones existen condiciones variables para un mismo cultivo en cuanto a suelo, agua, temperatura, precipitaciones, por lo que la presión de las plagas es diversa, de esto depende el resultado, si hay poca plaga y aplicas el producto la puedes erradicar o mantenerla en niveles que no afecten; la idea que la gente tiene en el campo es de aniquilar por completo a la plaga y se exceden en el uso de los plaguicidas”, aseguró Óscar Liedo.

Como división agrícola, en Bayer separan la República Mexicana en cuatro zonas, cada una cuenta con cinco ingenieros: la región uno, con sede en Culiacán, Sinaloa, cubre la parte noroeste; la dos, con asiento en Guadalajara, le corresponde el centro-occidente; la tres, con base en Saltillo, se encarga del noreste, y  la cuatro, con centro de operaciones en Cuautla, atiende la zona sur.

Bayer participa en coordinación con la Asociación Mexicana de la Industria Fitosanitaria Asociación Civil (AMIFAC), en el entrenamiento de jornaleros o personas que apliquen el producto sobre las medidas de seguridad y cómo aplicarlo. Como parte de este programa se visitan centros agrícolas, se dan pláticas a médicos sobre intoxicaciones, hay un servicio de información toxicológica las 24 horas, se apoya a hospitales con la donación de botiquines de primeros auxilios y antídotos para posibles envenenamientos por plaguicidas.

Cabe mencionar que la utilización de plaguicidas en la agricultura ha sido una práctica común, el incremento en su uso va en razón directa del aumento de la demanda alimentaria, a mayores hectáreas cultivadas mayor consumo de agroquímicos. Se prevé que si la población sigue creciendo al ritmo actual, en los próximos años, cerca de 36 países con más de 480 millones de habitantes serán incapaces de alimentarse. Sin el uso de plaguicidas la producción de alimentos para consumo humano y animal en el orbe se reduciría en aproximadamente 30 por ciento.

Marco regulatorio para el registro de plaguicidas

Los requisitos para el registro nuevo de plaguicidas se presentan ante la Comisión Intersecretarial para el Control del Proceso y Uso de Plaguicidas Fertilizantes y Sustancias Tóxicas (Cicoplafest), organismo en el cual trabajan de forma coordinada las secretarías del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de Salud (SSA), de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y  de Comercio y Fomento Industrial (Secofi).

Las empresas deben cumplir con los lineamientos que marca el organismo como contar con inscripción ante la Dirección General de Sanidad Vegetal de la Sagarpa; en cuanto a la información técnica referente a ingredientes activos para plaguicidas técnicos y formulados, algunos de los requerimientos generales a grandes rasgos son: especificar la identidad del producto; propiedades fisicoquímicas; cromatograma del producto que se va a registrar; metodología analítica para la valoración del ingrediente activo y sus residuos en alimentos, suelo y agua.

En el rubro de los plaguicidas de uso agrícola, se deberá presentar opinión técnica de efectividad biológica, emitido por la Dirección General de Sanidad Vegetal o algún organismo de certificación, y cuando proceda, propuesta de Límite Máximo de Residuos (LMR) del plaguicida.

En un apartado se hace referencia a la información toxicológica del ingrediente activo para plaguicidas técnicos y formulados, así como otro referido a la información ecológica y ambiental para plaguicidas de las mismas especificaciones.

En este apartado se requieren los índices de degradación y magnitud de la concentración de los residuos del producto y sus metabolitos en suelo, plantas y agua; identidad de los metabolitos más importantes encontrados; efectos del plaguicida en la flora y fauna terrestres, toxicidad aguda para una especie de ave, como paloma o codorniz.

Efectos del plaguicida en la flora y fauna acuáticas, concentración letal media aguda a 96 horas de exposición para una especie de pez y a 48 horas de exposición a una especie vegetal o animal de la cual se alimenta alguna clase de pez convencionalmente empleada como indicador ecológico idóneo; información sobre el impacto a poblaciones de insectos benéficos y polinizadores asociados a los cultivos en los cuales se aplicará el plaguicida; información sobre la movilidad, acumulación y persistencia del plaguicida en agua y suelo; fotodescomposición; descomposición química; adsorción química y ecotoxicidad.

La información de seguridad para plaguicidas técnicos y formulados consiste en: signos y síntomas de intoxicación aguda; precauciones sobre su uso y manejo; primeros auxilios y tratamiento médico en caso de intoxicación; equipo de protección para su manejo y aplicación; medidas para la disposición final del plaguicida y sus envases vacíos; plan de emergencia y métodos de descontaminación en caso de derrame, fuga, incendio o explosión.

Además, condiciones de seguridad para el almacenamiento y transporte del plaguicida; metodología para la toma de muestra y determinación del producto en el ambiente laboral; procedimiento para la eliminación de volúmenes de producto no utilizable o remanente; vigilancia epidemiológica de los trabajadores expuestos.

También hay que presentar proyecto de etiqueta de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana vigente; carta del proveedor; certificado de registro y uso vigente, expedido por la autoridad competente en el país de origen y original de etiqueta comercial del país de origen, para productos de importación.

Otro problema grave al que las empresas tienen que hacer frente son las falsificaciones de producto, Óscar Liedo comentó que más que estadísticas tienen reportes de los mismos consumidores, quienes al ver que algún producto no dio los resultados esperados interpusieron una queja. En la empresa cuentan con un proceso de reclamación, el cual tiene como propósito complacer al productor en lo que es justo, si se comprueba que él siguió las instrucciones de la etiqueta, que compró el plaguicida en un lugar autorizado y que efectivamente es un producto de Bayer, se repara el daño.

El investigador puntualizó que aun con el respaldo de años de investigación y el uso de tecnología de punta para la elaboración de nuevas formulaciones, el problema de los pesticidas continúa debido a cargamentos de productos descontinuados muy tóxicos que llegan a países subdesarrollados, así como las formuladoras “piratas” que venden a un precio muy bajo productos que fueron prohibidos hace varios años.

Por su parte, Bayer de México, consciente de estos problemas, se esfuerza por aportar opciones viables, accesibles y seguras para el control de plagas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO