Ciencia y tecnología

Picador y embolsador de verdura automático

Debido a que el proceso de picar y embolsar la verdura es una actividad que no está automatizada en la mayoría de las empresas dedicadas a la industria alimenticia, investigadores de la Universidad de Guadalajara desarrollaron una máquina para realizar esta tarea.

Este dispositivo tiene dos etapas: la primera se encarga de picar la verdura, y la segunda, de embolsarla. Unas cuantas estructuras de metal, microcontroladores, pistones, sensores, resistencias, motores, son los elementos necesarios para hacer este trabajo, explican Aldana Mendoza, Luis Arturo Betancourt López, Joab Guillermo Huerta Vázquez, Gabriel Orozco López, Luis Mexitli.

Como integrantes del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingeniería en la División de Electrónica y Computación exponen que la automatización de procesos en cualquier tipo de industria, dígase alimenticia, metalúrgica, electrónica, agropecuaria, está tomando un auge importantísimo hoy en día, ya que representa elevar la calidad del producto y disminuir costos a las empresas. Por este motivo, y debido a la “moda” de automatizar, surgió la idea de crear esta máquina, que puede instalarse en una empresa dedicada a vender su producto en centros de autoservicio o, por qué no, en el mismo autoservicio.

En un documento, exponen que el sistema se divide en dos partes principales: la del picado o cuadriculado y la del empaque. El primero cuenta con un embudo de aluminio en el cual se introduce la verdura cocida y pelada; este dispositivo hace que la cantidad de verdura que pase por la parte inferior de éste sea mínima, además de aminorar la velocidad con que las legumbres circulan. Luego de esto, llegan a un recipiente rectangular de considerable longitud donde se colocan en línea. Al final de ésta se encuentra una “telaraña metálica” que será presionada hacia la verdura con un pistón hacia una “telaraña”, esto hará que la verdura salga en tiras e inmediatamente después y con unos cuantos centímetros de diferencia con respecto a la “telaraña” una navaja va cortando (impulsada por un motor a pasos) las tiras en pequeños cuadros. Una vez terminada esta etapa, la verdura caerá al embolsador, que es una especie de embudo, a través del cual pasa al sistema de empaque.

El sistema de empaque consta de otro embudo por el que la verdura pasa a un tubo de plástico, donde al completar el peso requerido sella y corta, tras lo cual queda empacado el producto.

La industria alimenticia requiere y exige una higiene impecable, por ello la estructura de este aparato es de acero inoxidable, para evitar cualquier tipo de contaminación en el alimento.

Resultados

La máquina facilita la obtención de bolsas de verduras listas para ser congeladas para su distribución. Cabe mencionar que en algunos casos es necesario añadir algún conservador.

Otros resultados obtenidos son una velocidad regulada del pistón para que transmita un tiempo exacto al picador y elabore cuadros de dimensiones definidas, así como los sensores ópticos dentro de la tolva con un funcionamiento casi exacto, con excepción de lugares donde se utilizan lámparas de neón, las cuales incrementan la inestabilidad en el circuito, pero se espera controlar este inconveniente por completo.

Este instrumento podría ser utilizado en la rama industrial y, con algunos aditamentos, en el hogar, ya que podrán producirse modelos más simples y prácticos.

Los ajustes y calibraciones del proyecto deberán realizarlos ingenieros o técnicos con conocimientos tanto en el área de neumática como en electrónica, puesto que el proyecto incluye ambos sistemas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO